AZTI ha colaborado con Fribasa en el desarrollo de una gama de fruta limpia, pelada y cortada, envasada en porciones individuales y lista para consumir, apoyando a la empresa en el diseño de la gama de productos y en el diseño del proceso de elaboración y conservación de la fruta para mantener su calidad organoléptica y garantizar su seguridad el mayor tiempo posible sin adición de conservantes.

La gama incluye:

  • Fruta partida, mitades de melón, piña, sandía y papaya, presentadas en envasado retráctil,
  • Fruta pelada y troceada, referencias de una única fruta y macedonias de 3 frutas, presentada en barquetas transparentes.

El sistema de envasado utilizado favorece la correcta conservación de la fruta y permite al consumidor percibir y valorar la frescura de esta en todo momento.

La incorporación de frutas exóticas en algunas de las referencias permiten la cata de nuevos productos para el consumidor que anteriormente no las consumía por desconocimiento de la fruta o de su forma de preparación y/o consumo.

Beneficios para los consumidores

Siguiendo las directrices de consumo de 5 piezas de fruta y verdura al día, vemos que el consumo de fruta a diario es el pilar de una dieta saludable y equilibrada. Sin embargo, por diversas razones, cada vez encontramos mayores dificultades para llegar alcanzar el consumo de fruta y verdura recomendado. Con esta presentación, los consumidores disponen a su alcance de fruta en un formato en el que la pueden consumir en cualquier momento o lugar, convirtiendo la fruta en un producto de conveniencia. Esta nueva gama de productos permite volver a disfrutar de la fruta.

Localización

Para garantizar la máxima frescura y calidad de las frutas se debe respetar cuidadosamente la cadena de frío. Por ello, la fruta preparada se puede encontrar en la zona de refrigerados en los supermercados Eroski.