En la actualidad, la utilización racional de los recursos naturales y la preservación del medio ambiente se están convirtiendo en un importante factor de competitividad, sobre todo en el sector alimentario, donde la principal materia prima son recursos vivos tanto animales como vegetales.

Es fundamental que, como miembros de una empresa alimentaria, pero también como ciudadanos y ciudadanas, conozcamos y asumamos cuáles deben ser nuestros comportamientos en los diferentes momentos de la vida (trabajo, hogar, medio urbano, medio natural…) para preservar un medio ambiente habitable y favorable para el ser humano.

El puesto de trabajo en las empresas es uno de los lugares donde las personas pasamos más tiempo al día. Además, en las empresas las personas disponemos de una capacidad de uso de recursos y de contaminación ambiental mucho mayor que la que tenemos en nuestros hogares.

Por ello, desde AZTI se considera esencial prestar atención a las repercusiones que sobre el medio ambiente tienen las distintas labores profesionales que componen la actividad alimentaria y en qué medida es posible colaborar en la conservación del medio evitando los impactos negativos y las conductas inadecuadas.

La presente guía ha sido elaborada con la finalidad de capacitar a la gerencia, cuerpo técnico y operarios pertenecientes a la industria alimentaria en la asimilación y realización de Buenas Prácticas Operativas orientadas al cuidado del medio ambiente, como mejora de la competitividad de la empresa mediante la reducción de los costes productivos.

Esta guía busca:

  • Fomentar la implicación personal y un cambio de actitud hacia los principales problemas ambientales.
  • Desarrollar en los trabajadores de las empresas del sector alimentario prácticas respetuosas con el medio ambiente.
  • Proporcionar pautas concretas para el desarrollo de su labor profesional de un modo más respetuoso con el medio ambiente y con los recursos de la empresa.
  • Promover actitudes pro-ambientales frente a la utilización de los recursos (cuidado del material, instalaciones, agua, energía, etc.) y generación de residuos en el puesto de trabajo.