Proveemos del conocimiento económico existente en torno a las actividades marinas y, en particular, de las actividades pesqueras. Así mismo, buscamos mejorar la gestión de los diferentes capitales (naturales y físicos) y la mejora de la competitividad de los diferentes sectores marinos. Para ello:

  • Estudiamos los efectos socio-económicos de las medidas de gestión pesqueras, a través del desarrollo y utilización de modelos de simulación que consideran la economía como parte integral del proceso.
  • Analizamos la cadena de valor de la pesca
  • Trabaja en las certificaciones de pesquerías desde el punto de vista de la sostenibilidad.
  • Realizamos la evaluación económica y análisis de la sostenibilidad de las actividades marinas.
  • Elaboramos indicadores sintéticos que consideran la economía como parte integral del proceso a analizar
  • Analizamos los efectos multiplicadores en la economía.
  • Elaboramos planes de negocio y viabilidad de nuevos desarrollos en el marco de la acuicultura.
  • Hacemos la valoración de los bienes y servicios ecosistémicos del medio marino.
  • Hacemos valoración económica y medioambiental de los mejores usos compartidos del ecosistemas marino.

Beneficios

  • Desarrollamos herramientas para la gestión económica del sector pesquero.
  • Llevar a cabo una planificación/ordenación del espacio marino compartido entre los diferentes usos marinos y marítimos dando respuesta a las legislaciones europeas vigentes.
  • Medir la capacidad de arrastre de una determinada actividad o de un determinad producto pesquero sobre el propio sector y los sectores dependientes del mismo.

Sectores de aplicación

  • Administraciones públicas.
  • Organismos oficiales.
  • Empresas marítimas.
  • Cofradías.
  • Sector pesquero recreativo.
  • Otros centros de investigación.

Uno de los beneficios es el de poder establecer una planificación/ordenación del espacio marino compartido entre los diferentes usos marinos y marítimos que de respuesta a las legislaciones europeas vigentes

Implantación

  • Se evalúa el tiempo en función de la complejidad del estudio y de las base del conocimiento de la que se dispone (datos y descripción del problema). Si la base del conocimiento es buena el tiempo de respuesta es inferior a 3 meses. En caso de que no se disponga se determinarán los plazos junto con el cliente.
  • En el caso de desarrollo de productos a los 3 meses anteriores se le debería sumar otro tanto de implementación de la herramienta.

Experiencia contrastada

  • Más de 20 años de experiencia y equipo de trabajo (multidisciplinar). Conocimiento de las herramientas así como capacidad de desarrollo tecnológico.
  • Rigor científico.

Casos de éxito

  • Uso de los modelos de gestión por parte de los clientes (por ejemplo por la Comisión de la UE).
  • Transferencia de conocimiento a la administración y al sector a través de portales que facilitan el entendimiento de los resultados a cualquier usuario final.
  • Uso de la de la información por parte de la administraciones, vasca, española y europea.
  • Publicación de numerosos artículos científicos (que garantizan la rigurosidad científica de los diversos estudios).