ÁNGELA MELADO, IDOIA OLABARRIETA y JAIME ZUFÍA, expertos en procesos eficientes y sostenibles de AZTI

En estos momentos la transformación del sector de alimentación y bebidas hacia lo que se denomina Industria 4.0 o Industria Inteligente, la puesta en marcha y aplicación de la Industria 4.0 no sólo es necesario, sino que puede ser crítico para que la supervivencia de las empresas no se vea amenazada. En los últimos meses, este sector se ha visto afectado por diversos imprevistos, tales como la Borrasca Gloria o, más recientemente, la emergencia sanitaria causada por el COVID-19. Este tipo de emergencias inciden en toda la cadena de suministro global, produciendo como resultados posible falta o dificultad para provisión de materias primas, demandas cambiantes, falta de personal clave y activos.

Tradicionalmente, la Industria de alimentación y bebidas ha ido un poco por detrás de otros sectores industriales, como el farmacéutico o el de manufactura, en cuanto a implantación de nuevos paradigmas de trabajo 4.0. Esto, en general, es debido a la dificultad que encuentra este sector, formado en gran parte por pequeñas y medianas empresas, muy atomizadas, con un margen de beneficios pequeños. En general, asocian la implementación de herramientas 4.0 con grandes inversiones que no se pueden permitir.

Sin embargo, el paradigma 4.0 provee a las empresas de herramientas ágiles que facilitan, no sólo la adaptación a los imprevistos, sino que, en muchos casos, son capaces de anticiparse y actuar antes de que sucedan, lo que podría suponer, no sólo un ahorro importante de costes, sino una garantía de supervivencia. Permite hacer frente a una de las mayores debilidades que posee la cadena de valor agroalimentaria actualmente: la falta de visibilidad, en tiempo real de toda la cadena. Esto permite un ajuste de la producción individual y, en definitiva, de todo el negocio, esencial para responder ante situaciones críticas como las que nos encontramos en estos momentos.

Para que la transformación digital tenga éxito, es necesario comprender que se trata de un proceso progresivo, que debe implicar todos los aspectos de la empresa. Debe estar liderado desde la organización, pero implicando a todas las personas, procesos e incluso a los clientes/consumidores. Los primeros pasos deberían consistir en hacer un diagnóstico de madurez digital, en el que se valorara dónde se encuentra la empresa y una previsión a medio plazo, es decir, dónde querría encontrarse dentro de “x” años. Con esto, es importante la definición de una hoja de ruta en la que se detallen las prioridades y la estrategia que desea seguir la empresa en cuanto a digitalización.

Es importante que las empresas comprendan que no se trata de lograr un nivel de digitalización muy alto cuanto antes y en todos los ámbitos. En función de la realidad de cada una, será necesario priorizar unos aspectos u otros. Hay que destacar que es importante avanzar en todos los ámbitos de la empresa, pero siempre liderado desde Estrategia y Organización, contando con la implicación y compromiso de todos los integrantes de la empresa.

Afección de la Covid-19 y soluciones desde la Food Industry 4.0

La crisis generada por la pandemia COVID-19 ha tenido como consecuencia la aceleración de toda la sociedad hacia un mayor uso de las herramientas digitales. En los últimos meses se ha visto cómo el sector alimentación y bebidas ha aumentado su interés por los proyectos relacionados con Industria 4.0, sobre todo las pymes, ya que han visto que estas herramientas son vitales para tener su información digitalizada, en tiempo real, que les permita adaptarse rápidamente (incluso anticiparse) a diferentes escenarios.

Por ello, a pesar de los momentos de incertidumbre que estamos atravesando, es muy habitual que estén invirtiendo en proyectos relacionados con la implementación de herramientas 4.0, como plataformas de digitalización y gestión de la información y renovación de equipos automáticos que hayan podido quedar obsoletos por carecer de salidas para información digital o comunicación. En estos momentos, es muy importante para ellas avanzar en este sentido, ya que aquellas empresas que no se adapten a la digitalización, corren el riesgo de desaparecer.

Sin embargo, la situación de crisis económica asociada a la pandemia está haciendo que muchas ayudas públicas, vitales para que estas empresas puedan emprender este tipo de proyectos e inversiones, se vean reducidas o, incluso, estén desapareciendo. Es importante no sólo que las pymes apuesten por la Food Industry 4.0, sino que las administraciones públicas ayuden y apoyen estas inversiones, ya que son el futuro para conseguir un sector estable, resiliente y generador de empleo.

En qué podemos ayudarte

AZTI es un centro tecnológico considerado de referencia en toda la cadena de valor alimentaria, que cuenta con equipos multidisciplinares, capaces acompañar a las empresas del sector alimentación y bebidas en su camino hacia la digitalización.

Nuestra amplia experiencia en el sector alimentación y bebidas, así como en herramientas digitales y paradigma 4.0 nos permite abarcar toda la cadena y abordarla desde un punto de vista holístico.

Por un lado, estudiamos y comprendemos el problema específico de cada empresa, ofreciendo diagnósticos de madurez digital, así como elaboración de hojas de ruta personalizadas y adaptadas a la realidad de cada empresa. Por otro lado, somos especialistas en sensores inteligentes para la monitorización no destructiva de los alimentos, pudiendo controlar calidad, seguridad y vida útil, entre otros. Además, tenemos una amplia experiencia en la aplicación de técnicas de Data Science para desarrollar información predictiva y prescriptiva que permita conocer y reaccionar ante posibles imprevistos.

Somos capaces de integrar y controlar la trazabilidad de toda la cadena con sistemas avanzados, como con tecnologías blockchain. En este sentido, somos capaces de aplicar este tipo de sistemas para conseguir una cadena más transparente, segura y confiable para el consumidor final.

También trabajamos con consumidores, interaccionando con ellos a través de plataformas digitales, apps, sensores, etc. Esta interacción nos permite extraer información sobre demandas, tendencias, que ayuden a las empresas a alinear sus productos con los requerimientos de sus consumidores.

Es importante mencionar que AZTI es especialista desde hace muchas décadas en líneas trabajo clave para el sector alimentario como son: procesos eco-eficientes de producción, desarrollo de nuevos alimentos, aseguramiento de la calidad, autenticidad y seguridad alimentaria, alimentación y salud, reducción de desperdicio alimentario, nuevos modelos de economía circular, sistemas de evaluación y comunicación de la sostenibilidad, prevención de riesgos laborales en toda la cadena alimentaria, entre otros. Esto hace que podamos integrar las nuevas tecnologías digitales y el paradigma 4.0, al servicio de estos campos de aplicación tan importantes para la industria alimentaria.

Últimas noticias