• El centro tecnológico AZTI participa en la iniciativa europea SaveWAVE con el objetivo de mejorar la comprensión de los efectos ambientales de las tecnologías empleadas para conseguir energía de las olas.
  • La iniciativa está financiada por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y toma el relevo de un estudio previo con los mismos objetivos.
  • Durante el proyecto, se analizarán los datos de diferentes emplazamientos de la red eléctrica mundial situados en las costas de Euskadi, Portugal y Francia.

Derio, a 17 de febrero de 2021.- La fachada atlántica alberga un amplio potencial como recurso de energías renovables marinas pero aún está lejos de ser explotado. Estos recursos incluyen la energía eólica marina, las olas y las mareas. Esta actividad industrial tiene una capacidad considerable para aumentar la diversidad de las fuentes de energía, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y estimular y diversificar las economías de las comunidades costeras.

Sin embargo, debido al incipiente estado de desarrollo de e energías renovables marinas y las energías de las olas en particular, persisten muchas incertidumbres en relación con los posibles efectos ambientales que estas tecnologías podrían tener en el medio marino. La complejidad de los procesos administrativos para la aprobación de proyectos y la necesidad de buscar emplazamientos adecuados mediante una adecuada planificación espacial marina son otros obstáculos que podrían dificultar el futuro desarrollo de este sector. Finalmente, la sociedad en general y no solo los desarrolladores y la administración necesitan un mejor conocimiento estas Energías Renovables.

Superar todas estas barreras no tecnológicas es el principal objetivo del proyecto europeo SaveWAVE, financiado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y puesto en marcha en octubre de 2020.

Mejorar la compresión del impacto ambiental

El centro tecnológico vasco AZTI, miembro de la alianza BRTA, lidera esta iniciativa que pretende mejorar la comprensión de los impactos ambientales sobre el medio marino de los proyectos de energía de las olas mediante la recopilación, el procesamiento, la modelización, el análisis y la puesta en común de los datos medioambientales obtenidos alrededor de captadores de energía de las olas que operan en entornos reales en el mar, en concreto  la central eléctrica de Mutriku (Gipuzkoa) y dispositivos instalados en las plataformas de ensayos de ERM offshore en BIMEP en Bizkaia, en España; Aguçadoura, en Portugal y  SEM-REV de Nantes, en Francia.

La iniciativa toma el relevo del proyecto europeo WESE, financiado también por el FEMP y que finalizará a lo largo de 2021.

“En SaveWAVE continuaremos los trabajos realizados en WESE para aumentar los conocimientos sobre las áreas de investigación prioritarias, ampliando el análisis a otro tipo de emplazamientos, tecnologías y países”, explica Juan Bald, experto en gestión medioambiental marina y costera y coordinador general del proyecto SafeWAVE.

Estrategias para facilitar los trámites administrativos y educar a la sociedad

Del mismo modo se desarrollarán guías de apoyo para la tramitación administrativa de los proyectos de energía de las olas, herramientas de decisión para la Planificación Espacial Marina de nuevos emplazamientos, bases de datos de libre acceso a la información recopilada en el proyecto y estrategias para mejorar la educación y compromiso de la sociedad en general en relación con las energías renovables marinas entre las comunidades costeras de Francia, Irlanda, Portugal y España.

“La complejidad de los procesos de concesión de licencias para las energías renovables marinas también se señala como uno de los principales obstáculos para el desarrollo del sector. La falta de claridad de los procedimientos (derivada de la falta de leyes específicas para este tipo de proyectos), el variado número de autoridades que deben ser consultadas y la necesidad de una correcta Planificación Espacial Marina son ejemplos de los problemas identificados que retrasan la autorización de los proyectos”, señala el experto de AZTI.

Los resultados de SaveWAVE completarán estas orientaciones para los promotores de energía oceánica y las autoridades de la mayoría de los países de la UE en el arco atlántico.

La energía oceánica clave en la estrategia azul de la UE

Durante el Día de los Océanos en el marco de la conferencia sobre el clima (COP25) celebrada en Madrid (del 2 al 13 de diciembre de 2019), el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius, explicó que «la lucha contra el cambio climático y la protección de la biodiversidad de la vida marina es una pieza central de la política oceánica de la UE. Debido al cambio climático, nuestros océanos se enfrentan a graves problemas que requieren una respuesta urgente y global. Pero los océanos son también parte de la solución». Por ello, la energía oceánica es uno de los pilares de la estrategia de crecimiento azul de la UE.

Consorcio multidisciplinar

El Consorcio del proyecto, liderado por AZTI, incluye un equipo multidisciplinar de socios que reúne a desarrolladores de dispositivos tecnológicos (BIMEP, WELLO, CORPOWER OCEAN y Geps Techno), consultores e investigadores (WavEC, CTN, AZTI, RTSYS, UCC y ECN) y gestores de datos (Hidromod), con el objetivo de involucrar a la comunidad más amplia de actores clave de la energía oceánica de todo Portugal, España, Francia e Irlanda.

Últimas noticias