Las investigaciones llevadas a cabo por AZTI, centro experto en innovación marina y alimentaria, en materia de cría y comercialización de mejillón se han materializado en la constitución de la empresa Matxitxako Moluscos S.L. Se trata de la primera iniciativa empresarial para la producción de mejillón de mar abierto en aguas del Cantábrico y nace como resultado de las acciones de I+D desarrolladas dentro del ‘Plan Estratégico de Pesca y Acuicultura. Euskadi 2020’ del Gobierno Vasco. La planta de producción se ubica en en el tramo litoral entre Ondarroa y Lekeitio y desde verano de 2019 comercializa mejillón de las categorías A y ecológica – sobre producción respetuosa con el medio ambiente–, todo ello según las inspecciones de la normativa europea vigente, bajo la marca AMARRA.

Varios promotores del sector de la pesca, la transformación, la comercialización y la investigación de Euskadi han unido sus fuerzas para constituir la empresa, que supone un ejemplo de cooperación entre entidades privadas, comunidad científica y administraciones. Matxitxako Moluscos surge como una iniciativa para promover el empleo en el sector pesquero, de gran tradición en el País Vasco, y con el fin de generar nuevos alimentos marinos de alta demanda, de origen local y con gran potencial de marca.

Entre los principales promotores de Matxitxako Moluscos se encuentran las cofradías de Lekeitio y de Ondarroa, las empresas vizcaínas Arrankoba e Itsaskorda, la Organización de Productores de Pesca de Bajura de Gipuzkoa (Opegui), la Asociación de Armadores de Bajura de Gipuzkoa (Garela) y AZTI. El fuerte arraigo cultural de la pesca ha reforzado el interés de los promotores por llevar a cabo esta innovadora actividad en el País Vasco, a pesar de que su litoral presenta unas condiciones muy severas en cuanto a competencia de usos costeros y condiciones océano-meteorológicas

Iniciativa pionera a nivel internacional

Esta iniciativa empresarial es pionera a nivel internacional, por la implicación de diferentes agentes: administración, productores y comunidad científica. Se ha constituido con una previsión de inversión de dos millones de euros y se orienta a cumplir un plan de producción y comercialización de más de 1.000 toneladas de mejillón anuales en una primera fase, además de otras especies, mediante la utilización de tecnología submarina. La empresa espera realizar ampliaciones futuras hasta llegar a las 3.000 t de mejillón, producir también ostra y generar 20 puestos de trabajo entre empleo directo e indirecto y un retorno de la inversión superior al 80% dentro de los tres primeros años.

La actividad de la empresa supondrá el despegue de la producción local y la comercialización en origen del mejillón del Cantábrico, ya que actualmente este producto marino se importa al 100% de las rías de Galicia y Chile; y, además, catalizará el flujo de la importación y comercialización a través de este territorio. Otro elemento favorable para el desarrollo de Matxitxako Moluscos es la excelente calidad microbiológica de las aguas abiertas de la costa vasca, que cumple con las exigencias de la normativa europea y que favorecerán las prácticas de producción ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

Esta iniciativa nació en 2010 en AZTI,  donde haciendo frente a los desafíos del sector pesquero y con el objetivo de generar soluciones para el mismo, sus investigadores trabajaron durante más de cinco años en el desarrollo y análisis de estudios de viabilidad biológica, económica, ambiental y social, que finalizaron con pruebas piloto y resultados satisfactorios. La iniciativa innovadora contó con el apoyo del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, por contribuir al desarrollo de nuevas actividades, productos y empleo, así como a la cohesión social ligada a los usos del mar y sus recursos.