La realización de estos Planes de Vigilancia (PV) es un requisito necesario para que el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia obtenga la autorización de vertido por parte de la Agencia Vasca del Agua.

Para ello, anualmente se estudian los principales componentes de los ecosistemas acuáticos donde vierten las EDAR y se aplican índices para la evaluación de su estado, en su mayoría desarrollados en AZTI y aceptados como métodos oficiales en el País Vasco (y algunos en el ámbito internacional):

  • Columna de agua: variables hidrográficas generales, así como las relacionadas con la calidad óptica y el estado trófico (transparencia, turbidez, sólidos en suspensión y nutrientes). La calidad fisicoquímica se evalúa mediante el índice IC-EFQ (PCQI, Physico-Chemical Quality Index).
  • Comunidades de fitoplancton: identificación y recuento de los diferentes taxones, presencia de especies potencialmente tóxicas. La concentración de clorofila “a” se utiliza como estima de la biomasa fitoplanctónica. Se aplica la herramienta de evaluación del fitoplancton acordada en el último ejercicio de intercalibración de métodos de la Directiva Marco del Agua.
  • Sedimentos: características generales. En el estuario del Nervión-Ibaizabal se analiza, además, la concentración de metales pesados.
  • Macroinvertebrados bentónicos en sedimentos (bentos de sustrato blando): la evaluación del estado de este componente se realiza según el indicador de calidad M-AMBI.
  • Poblaciones piscícolas (sólo en el PV de Galindo, estuario del Nervión-Ibaizabal): la valoración del estado de este elemento biológico se hace mediante el índice AFI (AZTI Fish Index).
  • Estudio de biomarcadores en peces (sólo en el PV de Galindo): se considera optativo y se realiza cada tres años.
  • Comunidades bentónicas de sustrato duro (flora y fauna): el estudio de este componente también es optativo y de frecuencia trienal.

Por último, dentro de los objetivos de los planes de vigilancia se incluye la transmisión de los datos primarios de todas las variables ambientales estudiadas en un formato digital compatible con el SIAE (Sistema de Información de Aguas de Euskadi).

Gracias a este proyecto se consigue una mejor comprensión del funcionamiento de los ecosistemas marinos costeros. Concretamente, de su respuesta a la presión antrópica (vertidos de aguas residuales urbanas) y a las acciones de restauración. Con respecto a la serie temporal del estuario del Nervión-Ibaizabal (Bizkaia), se trata probablemente del seguimiento más duradero y completo en un entorno estuárico en todo el Estado (desde 1989).

Datos del proyecto

Socios

AZTI. En el proyecto colaboran investigadores de INSUB (Sociedad de Investigaciones Submarinas) y de la Universidad del País Vasco (Dpto. Biología Vegetal y Ecología; Dpto. Zoología y Biología Celular Animal) quienes llevan a cabo el estudio de las comunidades del bentos y del fitoplancton

Financiación

CONSORCIO AGUAS BILBAO BIZKAIA

Duración

Enero 2018 – Junio 2019