Las campañas Bioman y Juvena son el pilar básico de la evaluación internacional de la anchoa y permite efectuar recomendaciones a las autoridades pesqueras sobre los riesgos asociados a las capturas admisibles de anchoa y en caso de que los datos así lo aconsejen abrir o cerrar la pesquería y recomendar el Total Admisible Capturas de anchoa (TAC) para la temporada venidera.

Personal científico de AZTI participa en este foro y sus aportaciones son tenidas en cuenta para el cálculo final del stock de anchoa y del Total Admisible de Capturas (TAC) que la Unión Europea determinará para el año siguiente al de la evaluación.

Objetivo

El objetivo de la campaña científica Bioman es evaluar la población de anchoa adulta presente en el golfo de Bizkaia al finalizar la primavera, mediante la aplicación del método de producción diaria de huevos (MPHD), acometiendo diversos estudios y muestreos en todo el área de reproducción de la anchoa.

Tras recoger muestras de plancton, se extraen los huevos desovados por las anchoas. Al mismo tiempo, se recogen ejemplares de anchoa adulta para posteriormente calcular su fecundidad promedio; es decir, la media de huevos que produce cada hembra. La relación entre la cantidad de huevos encontrados en el plancton y la fecundidad promedio de las hembras permite a los expertos de AZTI estimar la biomasa de este recurso marino, considerado como uno de los pilares de la economía del sector pesquero vasco y de todo el litoral cantábrico.

El estudio Bioman en primavera se complementa con la campaña Juvena en otoño, en la que el personal investigador de AZTI determina la abundancia y distribución espacial de los juveniles de anchoa, estudia su estado y analiza los factores ambientales que afectan a su supervivencia. De esta forma, los técnicos pueden predecir la cantidad de anchoa que entrará a formar parte de la población adulta al año siguiente y que sustentará la pesquería.

La importancia de la campaña radica en que sólo a través de una gestión sostenible es posible garantizar la supervivencia de la especie y el futuro de la actividad económica que genera esta pesquería tanto en el sector pesquero como en la industria conservera y alimentaria, y que emplea a más de 3.500 personas.

Datos del proyecto

Financia

Gobierno Vasco, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el Instituto Español de Oceanografía (IEO)