El cálculo de la Huella Ambiental de Producto es clave para garantizar la sostenibilidad del sector alimentario y del planeta en general. Hoy en día, casi una tercera parte de los alimentos que se producen en el mundo se echan a perder o se desperdician. Es más, la cadena de valor de los alimentos y bebidas en la UE es responsable directo del 17 % del total de las emisiones de gases de efecto invernadero y del 28 % del uso de recursos materiales. Asimismo, es responsable del 60 % de la pérdida de biodiversidad terrestre, del 33 % de los suelos degradados y de la sobre explotación del 20 % de los recursos acuíferos.

Con el fin de reducir el impacto ambiental de la producción de alimentos, este proyecto está enfocado a facilitar el cálculo de la Huella Ambiental de los alimentos de forma harmonizada y estandarizada siguiendo las directrices marcadas por la Comisión Europea, y promover el comportamiento responsable de los consumidores y proveedores a través de unas guías de información ambiental de los productos que permita conocer de forma efectiva las consecuencias ambientales de sus decisiones de compra.

Socios

AZTI, Eroski, Ingenet.

Financiación

IHOBE

Duración

2019-2020