AZTI ha realizado un diagnóstico exhaustivo sectorial con el fin de valorar el grado de implementación de distintas tecnologías 4.0, así como las necesidades y barreras que en este ámbito existen en el conjunto del sector alimentario vasco. Este diagnóstico pretende, de una forma cuantificable y objetiva, visualizar el nivel de introducción de la trasformación 4.0 en diferentes ámbitos del negocio de las empresas como son, proceso productivo, conectividad con la cadena, experiencia del consumidor, recursos humanos y estrategia y organización. Para ello se han consultado diferentes aspectos técnicos relativos a cada uno de ellos.

Resultados

Los resultados mostrados a continuación son generales, obtenidos de la encuesta realizada a 205 empresas de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, pertenecientes a los diferentes sectores englobados dentro de la industria alimentaria vasca. Es decir, son resultados en los que no se realizó ningún tipo de clasificación o segmentación en función de aspectos de las empresas, que podrían impactar en el estado de la implementación de esta trasformación. En general, entre otros resultados, tenemos que (ver figura):

  • El desconocimiento de lo que es industria inteligente o 4.0 es todavía grande.
  • La recogida y almacenamiento de datos sigue haciéndose mayoritariamente de forma manual.
  • Solo el 27% utiliza los datos para informar y tomar acciones y ajustes al respecto de forma continua y en tiempo real.
  • La conectividad entre agentes de la cadena sigue siendo baja, haciéndose la mayoría del intercambio de información por medios manuales o semiautomáticos, excepto la gestión de las finanzas, que se hace de manera automática en un 54%.
  • En cuestión de experiencia del consumidor, todavía el 54% de las empresas sólo tienen tienda física sin ningún tipo de conexión online. La interacción con el consumidor todavía no es grande y solo el 15% utiliza la información digital generada por consumidores para toma de decisiones en su producto o negocio.
  • Las empresas son conscientes de que necesitan formación para adaptar los perfiles de sus trabajadores a esta nueva realidad, y el 81% de las empresas encuestadas planean impartir formación a sus empleados, pero solo el 14% se plantea la incorporación de nuevos perfiles de trabajadores en este ámbito.
  • Las barreras y activadores a los que se enfrentan las empresas son importantes a la hora de implantar herramientas 4.0. Como principales barreras, las empresas han definido la falta de fondos para investigación digital, no saber cómo abordar la transformación y la falta de conocimiento de las tecnologías digitales. Como principales activadores a la hora de implementar herramientas 4.0 en su entorno, las empresas citan la mejora de la eficiencia de los procesos, disminución de costes y la optimización de la materia prima.
  • El 33 % de las empresas admite tener intención de invertir en estas herramientas en el futuro cercano.

En general, con este diagnóstico el nivel de implementación de tecnologías 4.0 en la industria agroalimentaria se sitúa en un nivel de principiante. Esto no quiere decir que las empresas carezcan de automatización o no estén actualizadas, sino que no están generando o compartiendo datos objetivos de una forma óptima para obtener información útil y conectada. Además, debemos tener en cuenta el alto grado de atomización de las empresas alimentarias vascas. En concreto el 51% de las empresas encuestadas fueron de menos de 10 empleados, lo cual puede estar impactando también en este diagnóstico general. Por ello, en los próximos meses se elaborará un diagnóstico más ajustado teniendo en cuenta otros factores como el sector o el tamaño de empresa, entre otros.

¿Le interesa? Solicite más información

Nombre y apellidos*

Empresa*

Cargo*

País

Teléfono*

E-mail*

Asunto (i.e: proyecto o servicio) de la consulta*

Consulta

[cf7sr-simple-recaptcha]