PATRICIA RIOJA. Experta en Nuevos Alimentos de AZTI.

Cuando se compran alimentos en una tienda, nos resulta difícil interpretar la información que aparece en el envase, e incluso decidirnos por dos productos de la misma categoría, que a simple vista parecen idénticos.

Así, aunque por ley la mayoría de los productos incluyen una tabla nutricional en el mismo, pocos consumidores conocen lo que esa información implica para su dieta y la manera de interpretar los datos que les permita comparar varios productos a primera vista similares. ¿Cuánta grasa, azúcar y sal está bien o mal?

Para facilitar la elección de alimentos saludables de forma rápida y visual, numerosos países de Europa han apostado por un logotipo colocado en la parte frontal del envase, que, con una escala de 5 colores y cinco letras diferentes, facilita a los consumidores una información nutricional más clara y comprensible. Esta nueva herramienta se llama Nutriscore, y ya puede visualizarse en muchos productos habitualmente comprados en supermercados.

La escala de colores va aumentando, iniciándose en el verde oscuro (letra A), y pasando por el verde claro (letra B), amarillo (letra C), naranja claro (letra D) y naranja oscuro (letra D). En un mismo rango de productos, cuanto menor sea el orden de la letra en comparación con un producto similar, mejor valoración nutricional tendrá el producto en cuestión. Por lo tanto, esta herramienta permite hace que los diferentes productos sean más fáciles de comparar.

Campaña para oficializarlo en toda Europa

En 2017 el organismo de salud pública francés, en cooperación con nutricionistas independientes, introdujo esta etiqueta de forma voluntaria en Francia. Bélgica se sumó en 2018, España y Portugal en 2019 y Alemania oficializó su introducción en 2020. En los Países Bajos, las iniciativas ciudadanas abogan por la aplicación y algunos minoristas han anunciado que comenzarán a incluir el logotipo en sus productos. De hecho, un nutrido número de organizaciones de consumidores, nutricionistas, miembros del Parlamento Europeo y partes interesadas de la industria alimentaria está haciendo campaña para que su introducción sea obligatoria en toda la UE.

Y aunque hay voces que se manifiestan en contra del tipo de ponderación que hace el algoritmo de Nutriscore, lo cierto es que la mayoría de los colectivos científicos y asociaciones de consumidores en Europa se muestran a favor de que la industria alimentaria implante este sistema de etiquetado de colores. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que esta herramienta no compara tanto una categoría de producto con otra (no son comparables, por ejemplo, los datos obtenidos en un aceite de oliva con los de un refresco bajo en azúcar) sino que su objetivo es que el consumidor pueda comparar alimentos iguales en el momento de la compra.

Mejorar el posicionamiento comercial de los productos

El Nutriscore se presenta como una potentísima herramienta para que las empresas puedan posicionar nutricionalmente sus productos frente a la competencia y así, aumentar las ventas. Ante dos productos similares es muy probable que los consumidores, cada vez más preocupados por la salud, elijan aquél que mejor Nutriscore presenta. En estos casos, estudiar el mercado comparando el valor Nutriscore de productos similares se hace imprescindible para saber cuál es su posicionamiento en el mercado.

Además, con una reformulación de los productos, las empresas alimentarias pueden mejorar el marco nutricional de sus productos, conseguir una mejor puntuación Nutriscore y, de esta forma, orientar la elección de los consumidores, o darles argumentos para justificar, por ejemplo, un mayor precio con respecto a la competencia.

Cálculo del Nutriscore: más complejo de lo que parece a primera vista

Para calcular el valor Nutriscore se utiliza un algoritmo bastante complejo que tiene en cuenta tanto el tipo de producto como los valores nutricionales por 100 gramos de producto terminado (o 100mL en el caso de bebidas y sopas) y el porcentaje de frutas, vegetales, legumbres, frutos secos; aceites de colza, aceite de nuez y aceite de oliva. 

En este maremágnum de información se hace más relevante que nunca tener quien asesore a las empresas en el cálculo e implementación del Nutriscore.

¿NECESITAS ASESORAMIENTO PARA SOLICITAR O CALCULAR SU ETIQUETADO NUTRISCORE? TE AYUDAMOS

Últimas noticias