NAGORE PICAZA.  Experta en Inteligencia de Negocio. AZTI

Queremos soluciones flexibles y saludables que nos simplifiquen la vida y se adapten a nuestro ritmo de vida, cada vez más ajetreado y urbano. La «snackificación» es una oportunidad clara para el desarrollo de nuevos productos, en especial en panadería, vegetales y lácteos. Se trata de una de las categorías de alimentos donde la probabilidad de éxito de los lanzamientos es mayor y donde más margen de beneficio pueden tener los productos.

El 56% de los consumidores toman un snack al menos una vez al día (New Nutrition Business 2017)

 

innovacion snacks 4

En los últimos meses hemos visto en el mercado muchas propuestas novedosas, casi inimaginables hace 5 o 10 años: snacks elaborados con harina de insectos, «mini-comidas» completas en formatos on-the-go y con sabores exóticos, mug cakes (pastelitos individuales que se preparan en el microondas rápidamente para desayunos exprés), snacks de frutas o vegetales (encurtidos, polos congelados de remolacha, chirivía o zanahoria, etc.), packs proteicos equilibrados nutricionalmente (por ejemplo, combinación de queso con frutos secos y pasas), «mini-postres» para disfrutar de un snack sin culpabilidad, etc.

 

BuenOh

En la imagen de arriba vemos los snack que ha desarrollado AZTI para la empresa Wild Pilot Food y que se comercializan bajo la marca BuenOh!. El innovador y patentado proceso de elaboración permite mantener todo el sabor de la fruta y verdura fresca y aporta a estos snacks deshidratados (de manzana, piña o pimiento) una textura crujiente. Cada 15 gramos de producto deshidratado corresponde a una ración fruta fresca (150g).

Una de las innovaciones que más nos ha gustado, asociado con la economía circular, es el aprovechamiento de subproductos agroalimentarios para la formulación de nuevos productos de aperitivo. Ejemplo de ello son unas barritas energéticas, antioxidantes o que refuerzan el sistema inmune elaboradas con el bagazo de cerveza y otros ingredientes saludables.

 

¿Y qué será lo siguiente?

Las oportunidades para el desarrollo de snacks saludables son enormes, pero también lo son los desafíos. La proliferación de nuevas marcas y nuevos productos ha generado un espacio altamente competitivo donde la lucha por lograr un hueco de mercado es feroz.

Los snacks del futuro deberán combinar la formulación con ingredientes saludables con un sabor excelente y comodidad de uso . Cualquier subcategoría del sector alimentario es susceptible de transformarse en un snack y cualquier momento del día es ideal para disfrutar de un snack: en el desayuno, el descanso de media mañana, para relajarse después del trabajo o antes de acostarse, reponer fuerzas antes de practicar un deporte, etc.

El consumidor no está dispuesto a comprometer el sabor y  busca propuestas que le permitan experimentar con nuevos sabores, texturas, adentrarse en otras culturas, etc. GlobalData señala la oportunidad existente en sabores florales o las combinaciones dulce+salado, mientras que Mintel propone incorporar sabores a café o té en los snacks salados.

Las propuestas más atrevidas o vistosas tendrán además un lugar en el Social Media ya que serán merecedoras de comentarios o de subir sus imágenes a redes como Instagram. De hecho, cada vez más empresas «vigilan» el Social Media para conocer cuáles son los gustos del consumidor e identificar ingredientes de moda. New Nutrition Business, por ejemplo, en un análisis realizado reciente de lo que se está hablando en las redes sociales (como twitter e Instagram) ha identificado ciertos ingredientes asociados con la salud que están creciendo como la remolacha, algas marinas, los probióticos, la cúrcuma o los garbanzos. También ingredientes emergentes  como el colágeno, la fruta del dragón, los prebióticos, la miel de manuka, proteína de guisante, proteína de cáñamo o el carbón activado.

Lo que está claro es que debemos dejar volar la imaginación y no cerrarnos a ninguna combinación de ingredientes ni sabores a la hora de desarrollar nuevos snacks. Los consumidores están dispuestos a probar nuevas experiencias y pagar más por ello. Y si estos productos satisfacen sus expectativas (de sabor, textura, aporte proteico, fibra, saciedad, etc.) seguro que repetirán!

Últimas noticias