• Con un presupuesto de 19,8 millones de euros (10,2 millones de la UE), 20 entidades emprenderán 40 proyectos de adaptación del territorio a los efectos del cambio climático.
  • El proyecto LIFE integrado URBAN KLIMA 2050, liderado por la sociedad pública Ihobe del Gobierno Vasco, ejecutará acciones en zonas de costa, cuenca de los ríos y zonas urbanas.
  • AZTI trabajará en acciones relacionadas con la adaptación al cambio climático en el litoral: costa urbana, puertos y zonas costeras naturales.

(Bilbao, 04 de diciembre de 2019) El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola ha presentado esta mañana en Bilbao el proyecto LIFE Integrado Urban Klima 2050, considerado como el mayor proyecto de acción climática de Euskadi para los próximos años, y gracias al cual se invertirán de manera directa 19,8 millones de euros en acciones climáticas, que serán financiados al 51% por la Unión Europea.

En su intervención Arriola ha puesto en valor la aprobación de este LIFE por parte de la Unión Europea ya que ésta establece un máximo de un proyecto por convocatoria, área y país, y “de manera excepcional, pese a la existencia un LIFE integrado aprobado en España dentro del área de proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático, en concreto en Navarra, la Unión Europea ha aprobado la propuesta presentada por Euskadi”, ha asegurado el consejero de Medio Ambiente.

“El consorcio de empresas que llevará a cabo este importante proyecto agrupa a más de 20 organizaciones que trabajarán de forma coordinada para conseguir los objetivos marcados. Todas ellas cuentan con gran solvencia y experiencia en la lucha contra el cambio climático, como lo demuestra el hecho de que el conjunto de sus actuaciones en este ámbito hasta 2025 suponga una inversión global de casi 20 millones de euros”, ha recalcado Arriola.

A esta cantidad que sumarán otros 625 millones de euros adicionales en actuaciones de adaptación y mitigación del cambio climático, ejecutados por la veintena de entidades socias que participan en la iniciativa.

El proyecto será liderado por la sociedad pública Ihobe del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, y en el mismo participarán una veintena de entidades, entre las que se encuentran las tres diputaciones forales, los ayuntamientos de Bilbao, Vitoria-Gasteiz, Donostia/San Sebastián, Bakio, Bermeo, Gernika-Lumo y Zarautz, varias sociedades públicas del Gobierno Vasco y municipales, así como centros tecnológicos y de investigación (AZTI, BC3, Neiker, Tecnalia y Tecnun) y la fundación Naturklima.

El proyecto Urban Klima 2050 transformará el territorio vasco mediante la coordinación de un total de 40 proyectos y acciones de adaptación al cambio climático en los seis años de duración del mismo. Además, facilitará el despliegue efectivo de la Estrategia de Cambio Climático del País Vasco, KLIMA 2050, que se ha fijado como objetivo principal reducir los datos de emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para el año 2030.

Adaptación de la franja litoral ante el cambio climático

El personal investigador de AZTI trabajará en aquellas iniciativas relacionadas con la adaptación de la franja litoral ante el cambio climático. En concreto se centrará en:

  • Adaptación de la costa Urbana, centrada en implementar nuevas herramientas para prevenir riesgos en las zonas costeras. El piloto de esta acción, de la que es responsable AZTI, se desarrollará en Zarautz mediante la instalación de cámaras en sitios específicos. Además, se incluirá la mejora de la coordinación, el perfeccionamiento de los sistemas de predicción meteorológicas y la integración del nuevo plan de prevención de riesgos.
  • Adaptación de los puertos. Se elaborará un análisis estratégico del estado actual de los puertos y el riesgo climático al que se enfrentan. Además, se evaluarán las protecciones frente a las inundaciones desarrolladas en el ámbito urbano y su evolución en relación al cambio climático.
  • Medidas de adaptación en las zonas costeras naturales: esta acción se centra en la restauración integral de la playa de Laga para aumentar la resiliencia del territorio. Para ello, se ejecutarán distintas medidas en la cuenca del rio Oka en tres ambientes diferentes: estuario, playas y acantilados costeros.

Últimas noticias