Haritz Arrizabalaga. Experto en Gestión Pesquera Sostenible de túnidos. AZTI

Las campañas de marcado han obtenido grandes éxitos que han permitido mejorar el conocimiento de las especies marinas, como sus movimientos migratorios, la estructura del stock o su crecimiento

El marcado consiste en pescar unos cuantos ejemplares y, a bordo del barco, colocarles una marca y soltarlos de nuevo. En estas campañas se hace imprescindible la colaboración de los pescadores profesionales y recreativos, a quienes el personal de AZTI forma sobre cómo han de manipular las marcas y el pescado durante este proceso.

¿Qué son las marcas?

La marca suele ser un dispositivo de plástico codificado que permite conocer la fecha y lugar del marcaje. Cuando un pescador pesca un pez y le coloca una marca visible en su lomo, anota los datos biológicos, especie y talla, así como los datos de captura, como fecha, hora y posición, entre otros. Entonces, se libera el animal. Cuando el pez es capturado de nuevo por otra embarcación, la información recogida se envía a AZTI, donde es analizada en conjunto con todas las recapturas. De esta manera, la comparación entre la información inicial y la final ayuda a determinar variables como su crecimiento y migración, lo que resulta de gran interés para el sector científico y pesquero.

Hay otro tipo de marcas más sofisticadas, equipadas con sensores de temperatura (tanto la interna corporal como la externa del agua), luz y profundidad, que almacenan los datos en un microchip. Son las denominadas marcas electrónicas, que se implantan de manera quirúrgica en la cavidad peritoneal y que posibilitan un seguimiento detallado del medio en el que se encuentra y una estimación de la trayectoria recorrida. Para descargar la información archivada hay que enviar la marca a AZTI. No obstante, algunas marcas de última generación que se implantan en el dorso del atún permiten transmitir la información a AZTI vía satélite, sin necesidad de capturar el pez ni de obtener la marca físicamente.

En la actualidad, muchos organismos en el mundo entero están marcando túnidos en todos los océanos, aunque, en general, se recuperan muy pocas marcas: se pueden llegar a marcar miles de ejemplares y solo recuperarse unos cientos, por lo que es fundamental contar con la colaboración, tanto de los pescadores deportivos como de la industria, en la recuperación de los peces marcados.

Toda la información recopilada aporta nuevo conocimiento acerca de los movimientos migratorios de las especies, la estructura de los stocks, su crecimiento, el tamaño de la población, la mortalidad, el comportamiento y la fisiología. Este conocimiento es fundamental para gestionar los stocks y las pesquerías.

Bermeo Tuna Tagging Race

Del 21 al 23 de septiembre (2018) en Bermeo tuvo lugar la Bermeo Tuna Tagging Race, el primer evento de marcaje electrónico de atún rojo para pesca deportiva en el golfo de Bizkaia. La organización del evento recayó en Bermeo Tuna World Capital que contó con la colaboración científica de AZTI, organización también asociada.  La prueba cerró con un balance muy positivo. Contó con la participación de 9 equipos tanto del País Vasco como de procedencia estatal e internacional, se pusieron 4 marcas convencionales y una pop up interna y entre los atunes marcados destacó un enorme ejemplar de 185 centímetros y 130 kilos de peso, que marcó el récord de la prueba. En el siguiente vídeo se detallan interesantes descubrimientos facilitados por el marcado.

 

 

Últimas noticias