• La adecuación a la regulación europea sobre “Obligación de Desembarque” supone para la flota de arrastre enfrentarse a cambios operativos que suponen importantes retos para las empresas pesqueras.
  • El proyecto llevará a cabo pruebas de dispositivos selectivos para reducir la captura no deseada de peces
  • El trabajo también realizará valoraciones económicas referidas a los posibles cambios introducidos por la adaptación a la regulación europea.

(Sukarrieta, a 20 de marzo de 2019) Favorecer la adaptación de la actividad de las flotas de arrastre del Golfo de Vizcaya y del Noroeste ibérico a la nueva regulación europea conocida como “Obligación de Desembarque” es el objetivo que persigue el proyecto MenDes 2 que llevarán a cabo a lo largo de 2019, AZTI, la Organización de Productores de Pesca de Altura de Ondarroa (OPPAO) y la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín (OPROMAR). La iniciativa cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa pleamar, cofinanciado por el FEMP.

Con la implantación completa en 2019 de la regulación europea conocida como “Obligación de Desembarque” (OD) para eliminar los descartes de las especies sujetas a Total Admisible de Capturas (TAC), se plantean importantes limitaciones en la operativa de la flota de pesca en lo relativo a la gestión de las capturas, que implican nuevos retos para las empresas pesqueras.

Ante esta situación, AZTI, OPPAO y OPROMAR buscan proporcionar instrumentos técnicos a las empresas armadoras asociadas a las organizaciones de productores de forma que puedan adaptarse a la nueva regulación OD, asegurando su sostenibilidad futura.

El proyecto MenDes 2 partirá del diagnóstico de la problemática de captura no deseada (antes descarte) por tipo de pesca de arrastre y especies, para a continuación diseñar dispositivos de pesca selectiva con que reducirla o eliminarla, manteniendo la captura de especies comercializables en primera venta. Para ello se llevarán a cabo pruebas de pesca experimental con las artes de arrastre de tipo comercial equipadas con dispositivos selectivos, para poder cuantificar el efecto selectivo en términos de reducción de la captura no deseada de las especies limitantes y también el efecto en la captura de las especies objetivo de la pesquería.

Finalmente, el proyecto incluye la evaluación socioeconómica de los efectos de las medidas operativas en las empresas pesqueras. Se pretende ofrecer a la flota comercial alternativas que minimicen el impacto económico de la regulación.

Finalmente, se mantendrá una estrecha relación con el sector pesquero y la sociedad, desarrollando diferentes tipos de actividades de comunicación para una adecuada interacción entre agentes del sector pesquero, tecnólogos y científicos, incluyendo talleres de trabajo mixtos y comités tecnológicos. Se prevé desarrollar, igualmente, diferentes actividades de divulgación del proyecto orientadas a diferentes públicos.

 

Últimas noticias