ITZIAR TUEROS. Coordinadora del Área de Alimentación y Salud . AZTI

La malnutrición relacionada con el cáncer es muy frecuente en los pacientes sometidos a tratamiento contra el cáncer (30-85%), en particular en los cánceres del tracto gastrointestinal (esófago, estómago, páncreas, intestino delgado, colorrectal), cabeza y cuello, y pulmón.

Este tipo de malnutrición es el resultado de la reducción de la ingesta de alimentos debido a una serie de síntomas como el estrés psicológico, el dolor, la anorexia, la obstrucción física, los problemas para tragar, etc. que se producen en combinación con  otros factores como el aumento del gasto energético, la alteración del metabolismo de las proteínas, la inflamación sistémica, la disbiosis (desbalance del equilibrio microbiano de la microbiota normal ) y las deficiencias vitamínicas.

El tratamiento contra el cáncer puede, a su vez, empeorar la capacidad del paciente para comer induciendo náuseas, enfermedades, pérdida de apetito, alteración del gusto, mucositis. Esto conduce a un desequilibrio energético y proteínico que provoca una pérdida acelerada de peso corporal.

La pérdida involuntaria de peso corporal en los pacientes de cáncer es frecuente y muy específica, ya que consiste principalmente en el desperdicio de masa muscular. Además, las pruebas demuestran que el hecho de tener una masa muscular baja o de perderla repercute negativamente en el pronóstico y la tasa de supervivencia de los pacientes de cáncer, ya que aumenta la aparición de complicaciones y toxicidades que limitan la dosis, disminuye la observancia del tratamiento y disminuye la calidad de vida de los pacientes. Por lo tanto, el mantenimiento de la masa muscular y durante el tratamiento es de suma importancia para que los pacientes puedan beneficiarse plenamente de su tratamiento.

Para hacer frente a este problema AZTI está trabajando en el proyecto Food4health. En cooperación con EIT Food y EIT Health, buscamos ofrecer ofrecer productos y soluciones basados en la nutrición para un tratamiento más eficaz, e incluso la prevención para los pacientes de cáncer. Este proyecto pone de relieve la interdependencia entre la alimentación y la salud y la necesidad de trabajar de manera multidisciplinaria reuniendo a actores de diferentes sectores.

Últimas noticias