Solo en Euskadi, se desechan, de media, 160 kilos de comida por persona y año. La mayor parte del despilfarro (53%) se produce en los hogares, pero, ¿qué pasa con la industria alimentaria? ¿Qué se puede hacer para la revalorización de subproductos alimentarios?

El área de sostenibilidad de AZTI se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible # 2 y # 12 de las Naciones Unidas, ayudando a las empresas del sector alimentario en la optimización de procesos de producción para reducir el desperdicio y en el desarrollo de nuevos productos a partir de esas fracciones alimentarias infraaprovechadas para así contribuir a garantizar la sostenibilidad de la cadena alimentaria. 

Desarrollar tecnologías y procesos de transformación alimentaria más ecoeficientes, que por un lado requieran menos recursos (agua, energía, materiales) y por otro lado reduzcan al mínimo las perdidas alimentarias se ha convertido en una necesidad. Considerar el ecodiseño de nuevos alimentos y dietas, es decir, predecir qué impactos ambientales va a tener un alimento cuando se está diseñando, para modificar ese diseño y reducir dichos impactos antes de comenzar a construir las instalaciones necesarias para su elaboración, y los procesos de economía circular, a su vez, otorgarán aún más valor a los productos resultantes.

A continuación, una serie de ejemplos que muestran la revalorización de subproductos alimentarios no solo como una solución para reducir la contaminación sino también como una oportunidad económica.

SEA2LAND: revalorización de subproductos de pesquería

Sea2Land es un proyecto europeo que tiene como objetivo ofrecer soluciones para producir fertilizantes de base biológica a partir de subproductos del procesamiento del pescado y la acuicultura.

Esto supone una oportunidad para las más de 5,2 millones de toneladas de subproductos generados por la industria pesquera europea que, mayoritariamente, no son aprovechados. Estos residuos contienen minerales como el nitrógeno, fósforo, potasio, hierro, cobre o zinc, además de vitaminas y otros compuestos, que se podrían recuperar y utilizar para la producción agrícola.

La idea de revalorizar estos descartes da respuestas a demás a otra problemática y es que el 80% del consumo de fertilizantes en Europa proviene de fuentes fósiles y procesos industriales que requieren grandes cantidades de energía, o bien de fuentes no renovables como el fósforo, elemento clave para la agricultura y clasificado como material crítico por la Unión Europea.

Niofertilizantes desde subproductos pesqueros

NEWFEED: revalorización de subproductos de la industria vitivinícola

Este proyecto europeo nace con el objetivo de desarrollar piensos alternativos a base de subproductos agrícolas en cuatro países de manera simultánea. En el caso de España, la creación de piensos de alto valor se hará valorizando el raspón de la uva de las bodegas.

Este proyecto añade también los beneficios de la economía circular y aumentará la sostenibilidad de la ganadería mediterránea a través de la valorización de los subproductos de la industria alimentaria local, lo que permitirá reducir el impacto ambiental y los costes.

revalorizacion_subprodutos_industria_alimentaria

LIFE ECOFFEED: aprovechamiento de subproductos de café en el sector HORECA

En este caso, se busca desarrollar y demostrar a escala real una solución innovadora y sostenible para la recuperación de los subproductos del café, para su uso como nuevo ingrediente de piensos para el ganado lechero.

Esto nos permite buscar una solución a los posos generados por las casi 2,67 millones de toneladas de café que al año se consumen en la Unión y, por otro, ofrece alternativas a un sector ganadero, que actualmente depende mucho del mercado de la harina de soja o del cereal, y que necesita nuevos ingredientes más sostenibles en sus dietas para garantizar su sostenibilidad en el futuro.

video_ecoffeed

Últimas noticias