El mes pasado se recuperó el último muestreador pasivo de los cuatro colocados en dos localizaciones offshore: en las instalaciones de acuicultura de Mendexa y en la boya de Donostia (http://www.euskoos.eus/es/red-oceano-meteorologica-de-la-cae/boya-de-aguas-profundas-de-donostia/). En febrero de 2017 se colocaron los primeros muestreadores pasivos que se fueron recuperando a los 2 y 10 meses. Finalmente, después de prácticamente 1 año de inmersión se recuperó el último de los muestreadores.

Estos dispositivos acumulan, de forma continua y sin necesidad de una fuente de energía, los contaminantes químicos presentes en el agua. Este muestreador pasivo en concreto, se compone de una carcasa para protegerlo de los posibles impactos en mar abierto, y de un polímero que acumula específicamente contaminantes organoclorados. El agua está en contacto directo con el polímero y debido a la diferencia química entre ambas matrices, los contaminantes difundirán hacia el interior del polímero, alcanzando en este, concentraciones mucho mayores que en el agua y facilitando así su análisis.

Estos pesticidas organoclorados, a pesar de encontrarse normalmente en muy bajas concentraciones en el medio marino, pueden tener efectos nocivos tanto en el medio ambiente como para la salud humana, por lo que es necesario conocer su concentración en nuestras costas. Hoy en día, con las técnicas tradicionales de muestreo y analítica, resulta muy laborioso y costoso cuantificar este tipo de contaminantes en el agua. En el marco del proyecto europeo JERICO-NEXT (http://www.jerico-ri.eu/), un equipo científico del laboratorio NIVA (https://www.niva.no/) ha coordinado la colocación de varios muestreadores en distintas costas europeas, con el objetivo de investigar el rendimiento de esta técnica de muestreo de bajo coste, durante largos periodos de monitorización y su futura incorporación en observatorios costeros.

Los investigadores de AZTI que han participado son Maria Jesús Belzunce, Natalia Montero, Anna Rubio, Julien Mader y Ainhoa Caballero con la colaboración del personal de USLab y SOyD.

Figura 3

Figura 1. (Izqda.) Instalación de muestreadores pasivos de distinto tipo, (dcha.) localización de las dos posiciones en las que se han colocado dichos muestreadores.

 

 

Últimas noticias