Los ecosistemas estuáricos y costeros están amenazados por impactos como la eutrofización, la contaminación industrial y la alteración hidrológica causada por dragados o construcciones de puertos y otras estructuras. El monitoreo rutinario es crítico para entender las consecuencias de dichos impactos antropogénicos y para permitir una gestión sostenible de los recursos naturales. Los indicadores biológicos son esenciales para tal monitoreo, y se pueden usar para calcular índices de calidad biótica, con el fin de estimar el impacto ambiental. Sin embargo, los enfoques actuales basados en la identificación taxonómica visual tienen desventajas, principalmente la de depender de taxónomos calificados para clasificar correctamente las muestras. Esto dificulta que los programas de monitoreo se puedan ampliar y que se puedan realizar comparaciones entre regiones o estudios.

En IndiRed, proponemos utilizar dos técnicas recientes para superar estas limitaciones, la secuenciación (metabarcoding) de ADN ambiental (eDNA) y el análisis de redes de co-ocurrencia. Por un lado, la secuenciación de eDNA ofrece la capacidad de observar una gama más amplia de organismos y niveles tróficos en comparación con la morfología, y además de una manera reproducible; por otro, las redes de co-ocurrencia ofrecen un método para interpretar los datos desde el contexto de las interacciones biológicas. Al ser críticos para el funcionamiento y la regulación del ecosistema, estas interacciones entre especies también se pueden utilizar como indicadores de impacto negativo.

Por lo tanto, IndiRed tiene como objetivo desarrollar nuevos indicadores del impacto basados en la predicción y la utilización de interacciones biológicas, con una precisión superior y una coste-eficacia mayor, en comparación con los estándares actuales. Para ello, planeamos establecer y utilizar una serie temporal de muestras de puntos que forman parte de un programa de monitoreo de la costa vasca, combinada con datos existentes de biodiversidad basados en morfología y en secuenciación.

Con esta base, se realizará una predicción de las redes de co-ocurrencia de especies, validadas manualmente y unidas entre sitios, en redes de consenso de interacciones ecológicas predichas. Estas redes, a su vez, se usarán para generar nuevos indicadores aplicables a muestras de secuenciación individuales. Dichos indicadores pueden basarse en la presencia de taxones que se correlacionan con: la conectividad general de red, «taxones clave» (keystone species) con un elevado número de interacciones pronosticadas; o «conexiones de indicadores», es decir, pares o grupos de taxa interactivos críticos para la estructura general de la red Al estudiar las interacciones biológicas, también se espera que mejore la comprensión del funcionamiento de los ecosistemas estuáricos, y las consecuencias ecológicas de los impactos antropogénicos.

A largo plazo, IndiRed ayudará a ampliar temporalmente y espacialmente, los programas de monitoreo existentes, así como a la toma de decisiones de las autoridades reguladoras y de implementación, la industria y otras partes interesadas, para el seguimiento y medidas correctoras de los impactos ambientales negativos.

Datos del Proyecto

Financiación

Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MCIU), Agencia Estatal de Investigación (AEI) y Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

Duración

2019-2021