La obesidad es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI e impacta especialmente de forma negativa en la población infantil. Además, está asociado a una mayor probabilidad de discapacidad y muerte prematuras en la edad adulta. Una de las dificultades mayores consiste en la capacidad de diseñar dietas y suplementos para paliar o prevenir la obesidad.

Es cierto que existen métodos de diagnóstico de las distorsiones metabólicas, pero no existen técnicas analíticas que nos indiquen qué intervención concreta realizar. Existe por tanto la necesidad de desarrollar nuevas herramientas de diagnóstico y control para identificar nuevos parámetros clínicos que traduzcan la información molecular en intervención nutricional, ya sea a través de dietas personalizadas, en forma de nuevos alimentos, nuevas reformulaciones, suplementos, etc.

Objetivo

Identificar parámetros de pronóstico y diagnóstico, y de seguimiento y control que permitan, a través de la dieta personalizada, combatir la obesidad infantil de forma efectiva. Con este fin se demostrará que el análisis de la estructura lipídica de la membrana celular, el perfil de microRNAs circulantes y los estudios de microbiota, pueden reflejar de forma precisa, un trastorno metabólico y en su caso, indicar la falta de nutrientes específicos en niños.

Se analizará e investigará la relación existente entre saciedad –primer impulso que debe satisfacer un individuo obeso– y la alteración metabólica característica de la población infantil obesa, para abordar su tratamiento y prevención, y para el diseño de dietas específicas, suplementación y otras intervenciones psicosociales.

Datos del proyecto

Socios

UPV/EHU – Departamento Farmacia y Ciencias de los Alimentos, AZTI, Biofisika, IIS Biocruce

Financiación

Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco

Duración

2017-2019