• El buque Ramón Margalef del Instituto Español de Ocenaografía, abre sus puertas al público en Santander antes de iniciar la expedición, en el marco del proyecto LIFE INTEMARES.
  • Se explorarán los cañones submarinos del área de Cap Bretón para confirmar la presencia de especies y hábitats de alto valor ecológico.
  • La información recogida permitirá mejorar el conocimiento para la declaración de este espacio como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

25 de junio de 2019- El buque oceanográfico Ramón Margalef del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha abierto hoy sus puertas en Santander para mostrar a la ciudadanía [IG1] cómo se trabaja a bordo de un barco de investigación marina, con motivo de la celebración hoy del Día de la Gente del Mar.

Han asistido a la inauguración de la jornada, la directora de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, Sonia Castañeda, y la directora del centro oceanográfica del IEO en Santander, Alicia Lavín.

Desde la estación marítima de Santander el buque zarpará mañana en una nueva campaña del proyecto LIFE IP INTEMARES hacia Cap Bretón, una zona situada frente a la costa del País Vasco que alberga un complejo sistema de cañones submarinos.

Los investigadores del Instituto Español de Oceanografía y AZTI estudiarán este espacio con el objetivo de mejorar el conocimiento de esta zona y obtener una base científica sólida que permita su declaración como Lugar de Interés Comunitario (LIC) en la Red Natura 2000 marina.

Así, Cap Bretón es uno de los nuevos espacios candidatos a ampliar la red de espacios protegidos en España, que, con un 12% de sus aguas protegidas, se sitúa entre los países europeos líderes en conservación marina.

La cabecera de este sistema de cañones submarinos se sitúa a 200 metros de profundidad y alcanzan profundidades superiores a los 2.000 metros. Esta campaña oceanográfica estudiará de forma exhaustiva aquellos en los que, en base a la información previa disponible, se ha detectado una mayor presencia de fondos rocosos y hábitats relevantes.

Entre sus tesoros naturales, se han identificado campos de depresiones generadas por escapes de fluidos, conocidas como pockmarks, que podrían albergar especies vinculadas a estas emisiones.

Al igual que en otros cañones submarinos del Atlántico también se prevé la presencia de otros hábitats, así como comunidades biológicas complejas asociadas a corales de profundidad y esponjas de alto valor ecológico, pero cuya distribución y estado de conservación actualmente es desconocida.

Los investigadores emplearán distintas técnicas de muestro directo para explorar el fondo marino mediante sistemas visuales no invasivos, así como toma de muestras de sedimentos y especies que se encuentran en la parte más superficial del lecho marino para llevar a cabo un inventario detallado. Además, se utilizarán también técnicas indirectas basadas en acústica submarina para elaborar una cartografía detallada del fondo marino. La combinación de todos los datos recogidos permitirá elaborar los mapas de distribución de los hábitats del fondo marino en esta área.

LIFE IP INTEMARES

La ciencia es un pilar fundamental para lograr una gestión eficaz de las áreas marinas protegidas y con campañas como ésta el LIFE IP INTEMARES sigue avanzando en la investigación oceanográfica.

Este proyecto tiene como objetivo conseguir una red de espacios marinos de la Red Natura 2000 gestionada de manera eficaz e integrada, con la participación activa de los sectores implicados y la investigación como herramientas básicas para la toma de decisiones.

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica coordina el proyecto y participan como socios la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del mismo ministerio, el Instituto Español de Oceanografía, la Confederación Española de Pesca, SEO/BirdLife, WWF-España, la Universidad de Alicante y el centro tecnológico AZTI.

Últimas noticias