Conclusiones de Food 4 Future Summit 2022

Resumen de algunas de las conclusiones de Food 4 Future 2022 y avance de las novedades que veremos en la próxima edición de 2023Septiembre 2022

Food 4 Future – ExpoFoodTech, en su segunda edición de 2022 se ha consolidado como uno de los foros internacionales de referencia para la industria de la alimentación y bebidas. Punto de encuentro de profesionales de la industria, referentes internacionales en el ámbito FoodTech, científicos e investigadores, startups…Un lugar donde encontrar el conocimiento, las soluciones y las tecnologías para innovar y avanzar en la transformación de la cadena de valor agroalimentaria.

En este resumen recogemos algunas de las conclusiones y participaciones más relevantes de lo que se vio y escuchó en la edición del 2022. Un avance de las novedades que veremos en la próxima edición del 2023 y a la que, desde ya, queremos invitar a todos los profesionales del sector a acudir.

Unas fechas para reservar en la agenda: 16-18 mayo 2023.

Destacados Food 4 Future 2022

destacados Food 4 Future 2022

Prólogo. Rogelio Pozo CEO de AZTI

rogelio_pozo_aztiLas proyecciones demográficas muestran un aumento de la población mundial hasta los 9.700 millones en 2050. Un mundo cada vez más envejecido, digital, conectado y urbano, donde los hábitos y comportamientos sociológicos se homogenizan. Un escenario con importantes retos como el aumento de la obesidad y enfermedades crónicas asociadas, disponibilidad de nuevas fuentes de proteínas más sostenibles y garantía de seguridad alimentaria en el suministro de alimentos. La FAO calcula que tendremos que aumentar la producción de alimentos en un 70%. Esta mayor demanda de alimentos debe satisfacerse en un entorno de cambio climático que está provocando menos disponibilidad de tierras fértiles y de agua para la producción. Así, la Agencia Europa de Medio Ambiente muestra que, en países como España, el valor de las tierras de cultivo de aquí a final de siglo puede desplomarse un 80% debido al cambio climático. A ello se suman agravantes a esta crisis alimentaria global provocada por la guerra de Ucrania, el alza de los precios de la energía, o los 1.300 millones de toneladas de alimentos al año que tiramos a la basura (FAO). Dar respuesta a estos desafíos es algo esencial que está provocando una geoestrategia de la alimentación a nivel mundial y una revolución tecnológica con la aparición de nuevas tecnologías de cultivo, procesamiento y distribución, donde la digitalización de la cadena, desde la granja a la mesa jugará un papel esencial.

El sector alimentario es estratégico por lo que representa en términos económicos y sociales cubriendo una de las necesidades básicas de las personas. Desde el punto de vista económico es el primer sector industrial europeo, representa el 10% del PIB España, generando 2,8 millones de empleos y ocupando la séptima posición en valor de exportaciones. La aprobación del PERTE agroalimentario, dotado con 1.800 M€, supondrá un importante impulso a la transformación del sector en nuestro país, para abordar algunos de los desafíos mencionados. España se consolida como potencia en FoodTech, donde la inversión en este ecosistema se triplicó en el 2021 con un incremento del 220% respecto al año anterior según el ICEX, convirtiéndose así en el quinto país con mayor inversión de Europa.

Un entorno lleno de retos y de oportunidad que se mueve a velocidad vertiginosa y donde la alimentación juega cada vez un papel más relevante en construir un futuro mejor para las personas y el planeta. En este entorno de oportunidades el Food 4 Future se ha convertido en un espacio para la reflexión, el descubrimiento y la innovación, tan imprescindible para sobrevivir a estos tiempos convulsos y aprovechar la gran ola para el sector alimentario. Un encuentro entre las empresas alimentarias, la ciencia, la tecnología y las start-ups, donde se muestran casos de éxito, necesidades, tendencias, nuevas tecnologías y soluciones en sostenibilidad, salud y digitalización de toda la cadena de valor de la alimentación. Es, sin duda alguna, un tiempo de calidad para recibir información de primera mano de cómo se está transformando el sector y de los movimientos que se están produciendo a nivel global. Se trata de un conocimiento fundamental para la reflexión estratégica de las empresas y la participación de las direcciones de los principales departamentos de las empresas.

Rogelio Pozo.

CEO AZTI

 

FoodTech

Estados Unidos, China e India lideran la ola FoodTech a nivel mundial, y traccionan la inversión en el ámbito agroalimentario. España ocupa la posición 12, siendo a su vez el quinto ecosistema de Europa, tras Alemania, Reino Unido, Francia y Holanda. Un buen puesto si se tiene en cuenta que en nuestro país la receptividad a las novedades es todavía algo lenta (las propuestas más disruptivas necesitan convencer a un retail o una industria alimentaria que las adopte), y que la mayoría de startups en nuestro país (24%) están enfocadas al desarrollo de nuevos productos.

Food 4 Future 2022 se ha convertido en uno de los puntos de encuentro referentes para el ecosistema FoodTech, con la participación de más de 200 proyectos emprendedores, más de 90 asociaciones nacionales e internacionales, fondos de inversión y empresas de alimentación que están invirtiendo o colaborando con startups. También algunos de los “food hubs” más relevantes en la actualidad se han dado cita en Food 4 Future 2022: es el caso de Países Bajos, país invitado al evento paralelo “European FoodTech Nation Summit” como referente indiscutible en la transformación del sistema alimentario en Europa.

Descarga el PDF para conocer:

  • las principales Startups presentes en Food 4 Future 2022,
  • los ecosistemas de innovación colaborativa,
  • las empresas ganadoras de los FoodTech Innovation Awards 2022 y de los premios FoodTech Startup Forum,
  • las oportunidades para la innovación en el ámbito FoodTech

stands Food 4 Future 2022

Congreso

La parte congresual de Food 4 Future 2022, ha contado con 56 sesiones de conferencias en las que han participado  402 ponentes que han aportado 183 horas de contenido a esta segunda edición.

Descarga el PDF para conocer:

  • los ponentes referentes a nivel internacional más destacados de la edición 2022 de Food 4 Future
  • los principales ponentes en el ámbito de la industria aimentaria, las industrias tecnológicas, etc.

congreso_f4f_2022

Producción alimentaria

El ámbito de la producción alimentaria (representado por la agricultura, ganadería, pesca y acuicultura) tuvo como protagonista indiscutible de las conversaciones en Food 4 Future 2022 la sostenibilidad, poniendo el foco en cómo aumentar la eficiencia de los procesos de producción a la vez que se reduce el impacto ambiental, esencial para para asegurar un suministro sostenible y seguro en la cadena de valor alimentaria.

En lo que respecta a la producción agrícola, se habló de cómo la digitalización y la ciencia del dato está transformando la agricultura y la industria plant-based, permitiendo avanzar en el ámbito de la agricultura inteligente y optimizando los procesos agrícolas. Una agricultura de precisión que plantea nuevos retos a la vez que oportunidades para resolver los problemas de la agricultura moderna.

En este sentido también se trató sobre la agricultura sostenible y regenerativa destinada a revertir el cambio climático mediante la reconstrucción de la materia orgánica del suelo y la restauración de la biodiversidad, lo que implica tanto la reducción de carbono como la mejora del ciclo del agua. El resultado es un suelo saludable, capaz de producir alimentos ricos en nutrientes y de alta calidad, al mismo tiempo que mejora las tierras de cultivo.

La proteína animal también tuvo su espacio en Food 4 Future, ya que está en el punto de mira y afrontando grandes desafíos para ser más sostenible y competir con otras fuentes de proteína que la están relegando.

Se habló de la tecnología como elemento catalizador para la transformación de las prácticas y políticas pesqueras, o como herramienta clave en la mejora de la gestión y eficiencia de las industrias pesqueras. Sin embargo, se mostró el recorrido que hay todavía en la automatización y en el potencial de los datos y la inteligencia artificial.

Otro de los aspectos relevantes para este sector que se trataron en Food 4 Future 2022 fue el de encontrar alimentación para la producción acuícola que sea sostenible y asequible, para reducir la dependencia actual de los peces silvestres (en forma de harina o aceites) como fuente principal de alimentación del pescado de acuicultura. La optimización de los subproductos de pescado, la búsqueda de fuentes alternativas de ácidos grasos Omega-3, o nuevas dietas basadas en insectos y plantas, fueron algunas de las alternativas que se trataron.

Descarga el PDF para conocer las principales organizaciones y empresas que brindaron su conocimiento y experiencia en esta segunda edición de Food 4 Future

Sostenibilidad

Ser sostenible ha dejado de ser una ventaja competitiva para pasar a estar integrada de forma transversal en la empresa: la estrategia de sostenibilidad se ha convertido en la estrategia del negocio, con los múltiples ejes que contiene (ambiental, ético, social…). Y es que las predicciones apuntan a que los consumidores buscarán cada vez más compromisos éticos tangibles y cuantificables en ámbitos como el bienestar de los animales o la remuneración justa.

Los principales desafíos para el sector en materia de sostenibilidad pasan por el cambio climático, la biodiversidad, las nuevas fuentes de proteína, lograr sistemas reales de economía circular, así como I+D+i para hacer competitivas las soluciones tecnológicas necesarias para abordar la transformación sostenible.

Entre las principales barreras para dicha transformación se encuentran la capacidad de inversión y la dificultad de financiación, la articulación del apoyo a las Pymes o la resistencia cultural al cambio en las organizaciones.

También se trató de nuevos enfoques para producir alimentos que satisfagan las demandas de alimentos sostenibles y saludables del consumidor. Nuevos desarrollos en el ámbito de la biotecnología en los campos de fermentación, tecnología de enzimas, ingeniería genética o bioingeniería, serán claves para abordar los desafíos de sostenibilidad del sector alimentario.

Si bien las proteínas alternativas son sin duda una de las estrategias a seguir en la transición sostenible, no se puede olvidar la todavía importancia de abordar nuevas formas de producción de proteína animal más sostenibles. La industria de las proteínas alternativas es dinámica y todos los actores de la cadena de valor alimentaria deberían considerar capitalizar su tendencia imparable. El avance de las tecnologías, la disminución de las curvas de costes, los cambios en la normativa y la creciente adopción por parte de los consumidores harán que la cuota de mercado de las proteínas alternativas aumente considerablemente en la próxima década.

En todos los sectores, cada vez son más las marcas que se comprometen con las prácticas regenerativas, potenciando sus objetivos de sostenibilidad. El valor de sumarse al movimiento regenerativo de “impacto positivo” está en ir más allá del cumplimiento de las normativas ambientales y los requerimientos en materia de huella ambiental.

La aceleración de las tecnologías en pro de la sostenibilidad será clave en los próximos años: energías renovables, tecnologías circulares, o la biotecnología serán, entre otros, áreas de actuación prioritarias. También tendrán un papel relevante, entre otras tecnologías y aplicaciones, el IoT para disminuir la huella hídrica o la analítica de datos para reducir el consumo de energía.

Y por supuesto, el consumidor juega un importante rol en la transformación sostenible, ya que todavía su inquietud no es suficiente para generar una demanda que traccione al sector y ponga en valor el gran esfuerzo en sostenibilidad que tienen que hacer las compañías. Aparte de una necesaria “alfabetización ambiental” que provoque cambios de actitudes y valores en las nuevas generaciones, la comunicación adecuada para visualizar los esfuerzos de las empresas en materia de sostenibilidad se hace imprescindible. En definitiva, pruebas (basado en herramientas de trazabilidad, etiquetados comprensibles, sencillos y comparables) que generen preferencia en el consumidor por las opciones más sostenibles.

Todo el gran esfuerzo que está haciendo la industria alimentaria por reducir su impacto ambiental debe ser puesto en valor para que el consumidor sea capaz de reconocer y elegir aquellos productos con menor huella ambiental. En este sentido, AZTI y la Universidad de Lovaina presentaron el Enviroscore, un intuitivo etiquetado que comunica el impacto ambiental de alimentos y bebidas basado en la metodología Europea de medición de Huella Ambiental de producto.

La apuesta por la agricultura regenerativa, nuevas fuentes de proteína, estrategias de “localismo”, logística verde, envases de nueva generación, minimización del desperdicio alimentario, etiquetados claros de impacto ambiental, acercamiento de la producción de alimentos a los lugares de consumo, valorización de subproductos…son sólo algunas de las líneas a abordar para construir un sistema alimentario eficiente, rentable y con menor huella ambiental.

Salud y bienestar

Las personas buscan un enfoque holístico de la salud y la integración del bienestar en todos los aspectos de su vida. Se busca además producir alimentos no sólo más saludables (buscando la simplicidad tanto en el número de ingredientes como en la minimización de la manipulación o procesado), sino más asequibles y accesibles a toda la población. Para avanzar hacia un sistema alimentario que oferta productos más saludables y democráticos, la colaboración entre la investigación, la industria, la tecnología y los nutricionistas es clave.

Una dieta saludable ayuda a prevenir/retrasar el desarrollo de posibles enfermedades crónicas, y el rol de la alimentación en la salud y el bienestar de las personas tiene puesto el foco en la prevención: el futuro de la medicina y la nutrición no va a estar en curar enfermedades, sino en evitar que estas se produzcan y mejorar la calidad de vida.

Y cuando se habla de mejorar la calidad de vida y la prevención, se habla en todas las etapas de la vida, no sólo de la tercera edad. En este sentido se destacó también que la “industria de la longevidad” tiene visos de crecer enormemente, teniendo en cuenta que en algunas partes del mundo la población senior alcanzará tasas superiores al 30%. Este grupo poblacional, con necesidades diversas en materia de salud y bienestar, se encuentra compuesto por diversos colectivos (mayores activos, mayores con problemas de salud, mayores dependientes…). Si además se tiene en cuenta que la creciente personalización está en la base de las nuevas demandas de la ciudadanía, se hace cada vez más evidente la necesidad acuciante de desarrollar soluciones de alimentación y nutrición adaptadas.

A medida que se producen avances científicos y tecnológicos en el campo de la salud y la nutrición, se está prestando más atención al campo emergente de la nutrigenómica con el fin de ofrecer una nutrición de precisión, entendida como la adaptación dietética en función de las características genéticas, más alineada a los objetivos de salud individuales. También el eje intestino-cerebro está siendo muy estudiado, así como el microbioma y su influencia, que es ya indiscutible.

Los avances tecnológicos, la conectividad y la disponibilidad de datos de las personas, permitirán el progreso de la nutrición personalizada. La disposición de información sobre los efectos concretos de cada alimento sobre la salud individual guiará el diseño de dietas personalizadas más integrales y accesibles, que prometen ser mucho más eficaces para mantener una salud óptima a lo largo de la vida e incluso promover una mayor longevidad. La monitorización creciente de parámetros de salud individual y la interacción de la sensórica con las tecnologías digitales, ofrecerán recomendaciones cada vez más precisas a las personas, y como apuntaba Jose M. Ordovás “Hay estudios que han demostrado que cuando a la gente le das una recomendación personal, individualizada, tiende a seguir esas recomendaciones”.

En cuanto a las alternativas de origen vegetal, con un fuerte componente de demanda por asociación a conceptos de salud, el futuro continúa siendo prometedor, si bien empiezan a estar en el punto de mira en algunos casos por el excesivo número de ingredientes y la connotación de “ultraprocesado” que subyace en algunos conceptos de producto.

Otros de los retos a abordar en el ámbito de la salud y el bienestar que se trataron en Food 4 Future 2022 fueron el de la demostración de la funcionalidad de los suplementos y los alimentos funcionales, y el desafío todavía de integrar el placer en las opciones más saludables: sabores, apariencia y texturas placenteras para alcanzar la indulgencia sin culpa.

En Food 4 Future también hubo espacio para los nuevos alimentos e ingredientes, donde se presentaron ingredientes producidos por nuevos métodos como las nanotecnologías, o nuevas vías de obtención de compuestos como aceite rico en omega 3 obtenido del krill.

salud_bienestar_azti

Integridad alimentaria

El crecimiento de la población y el calentamiento global son los dos retos más importantes para las cadenas de suministro. Los alimentos son uno de los productos que más se mueven por el mundo, por lo que es necesario contar con sistemas de control y trazabilidad globales para garantizar la seguridad de los sistemas alimentarios.

La seguridad y autenticidad alimentarias no es una cuestión resuelta, siempre es un reto y siguen teniendo alto impacto en las empresas en las que se produce algún problema de este tipo, con la consiguiente pérdida de reputación, de confianza y económica.

La seguridad y el fraude alimentario son temas complejos que requieren de un cambio en la manera de pensar y actuar en todos los agentes de la cadena de valor para avanzar hacia el riesgo cero.  El contexto actual está poniendo en alerta al sector agroalimentario al completo, ya que cualquier problema de abastecimiento o cambio en la cadena de producción alimentaria (por ejemplo, con la introducción de nuevos materiales o materias primas alternativas) a la que la industria agroalimentaria se está viendo abocada, afecta a todo el proceso de producción y puede generar nuevos riesgos de seguridad alimentaria.

Las auditorías/certificaciones no evitan la aparición de riesgos para la seguridad alimentaria (en el 56% de los casos de retirada de productos, las empresas poseían un certificado GFSI). También el foco en diversos aspectos de seguridad alimentaria va cambiando, por ejemplo, del análisis de la toxicidad aguda a la evaluación de los efectos a largo plazo de un contaminante.

La colaboración, confianza y transparencia entre todos los agentes de la cadena de valor de la alimentación es fundamental. Trabajar en red compartiendo problemas y datos, permitirá mejorar los niveles de seguridad y luchar contra el fraude alimentario.

Los avances en la investigación de metodologías rápidas, así como la incorporación de nuevas tecnologías que proporcionan datos e información fiable y segura al sistema de trazabilidad de la empresa, son fundamentales. Es el caso de la tecnología sensórica, donde los análisis microbiológicos y de calidad a los que se someten los productos de alimentación se podrán beneficiar de la automatización implícita a estos dispositivos. El uso de analítica de datos, Big Data o Inteligencia Artificial en la cadena de producción alimentaria puede ayudar en un enfoque preventivo, y avanzar hacia una cadena alimentaria más segura, competitiva y eficiente. Los datos están ya disponibles, el desafío ahora está en desarrollar las capacidades para utilizarlos.

La transparencia, una adecuada comunicación de los atributos de autenticidad y seguridad, y la integración de los datos en los sistemas de trazabilidad de las empresas, son cruciales para aumentar la confianza y poner en valor a las empresas que incorporan soluciones innovadoras para verificar la autenticidad y la seguridad alimentaria.

Digitalización

La digitalización es una estrategia que cada vez más empresas alimentarias están abordando y con la que están consiguiendo mejoras y resultados interesantes, donde los datos se convierten en uno de los activos más importantes de las empresas. Se avanza hacia una cadena de suministro conectada impulsada por inteligencia artificial y el análisis de datos, donde la automatización revierte en procesos más fiables, eficientes y robustos.

Los expertos en soluciones de digitalización apuntan a la necesidad de una digitalización integral de la actividad de la empresa y de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria. También recomiendan la automatización de las actividades que no tienen valor añadido (por ejemplo, automatizar la búsqueda de información, pero no el procesado de la misma para la identificación de insights u oportunidades de negocio).

La reducción de costes, la información en tiempo real (análisis preciso de costes de producción, stock actualizado…), la prevención de problemáticas de diversa índole en el proceso productivo, el aseguramiento de la calidad y la trazabilidad (evitando “costes del fallo” como pérdida de confianza o daño de imagen de marca…), son sólo algunos de los beneficios de la digitalización. También es necesaria para cubrir nuevas demandas del mercado (mayor personalización, reducción del “time to Market”, etc.) o mejorar aspectos de sostenibilidad (eficiencia productiva, optimización de procesos, reducción de desperdicios y consumos de energía y agua).

Si hasta hace poco se hablaba de la industria 4.0 (a la que todavía queda recorrido, y que se apalancaba en la tecnología y la digitalización de los procesos industriales, buscando el incremento de eficiencia y productividad), se está avanzando en sentar las bases de la industria 5.0.

La empresa 5.0 es sostenible (descarbonización, procesos ahorro costes y respetuosos con el medio ambiente), resiliente (tecnologías flexibles y adaptables) y centrada en las personas (tecnología al servicio de las personas que interactúa con ellas, promueve el talento, la diversidad y el empoderamiento). Aquí las tecnologías clave aquí se centran en los humanos, los “digital twins” y la simulación, así como las relacionadas con la transmisión, almacenamiento y el análisis de datos. Y por supuesto, la inteligencia artificial.

Los desafíos de la digitalización no están tanto en la tecnología en sí, ya disponible, sino en hacer ver el beneficio a las personas (tanto trabajadoras como de la Dirección), la formación en nuevas tecnologías y la implantación de pequeños pilotos para visualizar los resultados y beneficios.

Entre las tecnologías digitales más en boga actualmente se encuentran el análisis de Big Data, IoT, gemelos digitales, inteligencia artificial, impresión 3D o robótica. Diversas soluciones centradas en estas tecnologías se han presentado en la última edición de Food 4 Future. En el ámbito de la automatización por robots, si bien los robots que trabajan aislados ya se utilizan ampliamente en la industria de la alimentación (sobre todo para finales de línea en el encajado, paletización, etc.), existe un reto todavía en el desarrollo de robots para la transformación de alimentos, donde se necesitan soluciones más flexibles ya que hay que tener en cuenta la heterogeneidad del producto, a la vez que deben estar fabricados con materiales que sean compatibles y resistentes a cada tipo de alimento y/o ambiente de producción.

Entre los principales desafíos a los que se enfrentan las empresas de alimentación respecto a la digitalización se encuentran los relacionados con la transparencia, la reducción de la huella ambiental del proceso productivo, o la desconexión entre procesos, soluciones y áreas de negocio.

Todavía queda mucho por explorar en la inteligencia del dato, para por ejemplo adaptar rápidamente líneas de producción o los lineales del retail según la previsión de la demanda. El avance de la domótica, la sensórica o la robótica proporcionará a las empresas un control más riguroso de las operaciones de procesado, así como una comprensión más profunda del consumidor final.

HACIA F4F 2023

Los datos que aquí se indican sobre algunos de los drivers más relevantes que tienen y tendrán impacto en el ámbito de la alimentación, pueden dar pistas e invitar a la reflexión sobre el futuro y activar nuevas perspectivas hacia F4F2023.

  • El mercado global de foodtech se prevé que alcance los 342,52 mil millones de dólares para 2027. Emergen Research.
  • Se espera que las ventas mundiales de productos de carne “plant based” crezcan hasta llegar a los más de 30 mil millones de dólares en 2026. Statista
  • El 51 % de la Generación Z y el 48 % de los Millennials prevén realizar parte de su trabajo en el metaverso en los próximos dos años. Microsoft Work Trend Index 2022
  • El mercado de la salud digital proyecta un crecimiento de USD 207,34 mil millones, registrando una tasa de crecimiento anual compuesto del 20,16% de 2020 a 2025. Technavio
  • En España, en sólo 8 años, el 85% de los empleos que existirán no se han inventado todavía. El Foro Económico Mundial ya predice que surgirán 133 millones de trabajos nuevos. Randstad, mayo 2022
  • Se preve que el mercado global foodservice crezca de $ 2,525.4 billones en 2021 a $ 5,027.9 billones en 2028.  Fortune Business Insights, 2021
  • Casi ¾ partes de los consumidores piensan que, para 2030, habrá cadenas de restaurantes que lo conectarán virtualmente con amigos. Ericsson, Consumer Trends 2030 report, Dic 2021
  • Se espera que la industria global de comercio social ($ 492 mil millones) crezca tres veces más rápido que el comercio electrónico tradicional hasta los $ 1.2 billones para 2025.  “Why Shopping’s Set for a Social Revolution,” Accenture, enero 2022
  • La demanda de entregas de última milla crecerá un 78 % a nivel mundial para 2030. The Future of the Last-Mile Ecosystem. World Economic Forum. Enero 2020
  • El mercado global de las cocinas fantasma (ghost kitchen) tendrá un valor de $ 1 billón para 2030 Euromonitor 
  • Casi un tercio de las más de 1000 empresas europeas que cotizan en bolsa se proponen alcanzar el objetivo de cero emisiones netas para 2050. (Accenture, 2021)

Retos asociados

null

Rellene este formulario para descargar este informe