El atún rojo sufrió una situación de sobreexplotación entre los años 1990 y 2008, lo que hizo reaccionar a las instituciones ante un escenario que amenazaba el futuro de la especie. Así, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) implantó un plan de recuperación en 2008 que cosechó y continúa cosechando resultados muy favorables.

Los esfuerzos para gestionar de manera sostenible al atún rojo, no obstante, no han cesado. Ejemplo de ello es el proyecto BFT Index, una iniciativa impulsada por la Viceconsejería de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco.

Objetivos

El objetivo general del proyecto es monitorizar las tendencias de biomasa del atún rojo en el Golfo de Bizkaia, para disponer de un índice de abundancia independiente de la pesquería. Este índice se podrá usar para la evaluación del stock, completando y sustituyéndose progresivamente al índice de abundancia actual basado en datos de capturas por unidad de esfuerzo. En concreto el método elegido para estimar la biomasa de atún rojo (principalmente juvenil) es la prospección acústica activa, junto con pesca con suelta para confirmación de identificación de especie y muestreo de tallas. Las variables a medir son el número de bancos de atún rojo, su tamaño relativo y la clase de talla de los individuos. Si las grabaciones lo permiten, se medirán también las dimensiones y se estimará la biomasa de los cardúmenes. Si está presente, se enfocará más particularmente en la clase de edad 1 (“matralla”), cuya abundancia refleja directamente el reclutamiento del stock.

Con ello, este proyecto pretende representar un primer paso hacia una nueva aproximación a la gestión de las pesquerías de atún rojo mediante la incorporación a la gestión de una nueva herramienta y de informaciones independientes de la pesquería que puedan ayudar a tomar decisiones.

Resultados esperados

El análisis acústico, morfológico y geoestadístico de las agregaciones observadas durante los transectos dará un primer índice, independiente de la actividad pesquera, de la abundancia y distribución de los atunes rojos juveniles en la zona.

A medio plazo podremos disponer de una herramienta independiente de la pesquería para estimar las variaciones en la biomasa del atún rojo en el Golfo de Bizkaia, y usarla para la evaluación del recurso que se lleva a cabo en ICCAT.

Datos del proyecto

Financiación:

Gobierno Vasco , Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras

Duración:

Anual (desde 2015)