VIDEO Webinar: Recuperación del sector Horeca y su impacto en la industria alimentaria

2020-06-23T07:02:08+00:00mayo 18th, 2020|Categories: Formación y eventos|Tags: , |0 Comments

El presidente de Euroques y chef Andoni Luis Aduriz e Imanol Echeveste, director de horeca en Angulas Aguinaga, repasaron en nuestro último Webinar las consecuencias que la crisis del coronavirus ha supuesto para el sector de la restauración y su influencia para el resto de la cadena de la alimentación.  

Hay sectores a los que las medidas de prevención para evitar el contagio del coronavirus han dejado «en punto muerto». Entre ellos está el llamado canal horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), donde el parón de dos meses y las limitaciones de aforo va a hacer que 40.000 negocios cierren.

Sin embargo, el cierre de persiana de mucho de estos locales tendrá otra víctima colateral: la industria alimentaria. Hoy en día, el sector Horeca y las empresas alimentarias tienen una relación de simbiosis y son altamente dependientes entre sí. Muchos restaurantes se han convertido en verdaderos centros de ensamblaje de las soluciones aportadas por las empresas alimentarias, quienes han asumido un papel importante en las actividades de preparación, limpieza y adecuación de muchos de los ingredientes que se usan en el horeca. Este representa más del 30% de la facturación de la industria de la alimentación y la exposición al mismo en algunos casos roza el 100%.

En este contexto, Andoni Luis Aduriz fue, como siempre, un foco de inspiración. «Pase lo que pase hay que tener calidad productiva y competitividad. Cuando vivimos una crisis tendemos a pensar que lo que aparecerá después será un escenario nuevo, algo absolutamente disruptivo. Y yo tengo mis dudas de que vaya a ser así. En el mercado siempre ha habido tensiones. Lo que creo que esta crisis ha desplazado muchos ejes que se hubiesen desplazado de todas formas o que ya lo estaban haciendo», señaló. «Estamos como en los laboratorios que buscan la vacuna, saltándonos protocolos y pasos que antes se daban por sensatez o por acomodar ideas. Ahora no. Vamos más rápido que nunca y seguramente también en muchos casos como un pollo sin cabeza, pero de aquí saldrán cosas», aseguró.

Estás nuevas formas de consumo nos recuerdan que pese a que la coyuntura económica va a ser mala y la renta de las familias va a bajar mientras los costes de la cadena de valor van a subir, siempre habrá personas que quieran salir o consumir. Habrá nuevos modelos y momento de consumo», explicó Imanol Echeveste, director de horeca en Angulas Aguinaga, recogiendo el testigo de Aduriz. «Va a haber riesgos, pero si nos centramos excesivamente en ellos vamos a tomar decisiones cortoplacistas; como rebajar el precio y hacer promociones. El precio es importante, pero lo fundamental va a ser la innovación y la colaboración para ser ágiles cazando esas tendencias. Cuanto mejor conozcamos al consumidor, mejor nos vamos a ajustar a lo que quiere de nosotros », explicó.

«Hay que pensar en las oportunidades que surgen de la crisis. Los costes nos van a obligar a analizar cuál es nuestra propuesta de valor (que no es lo mismo que a qué precio ofrecemos nuestros servicios) y repesar cómo hacemos las cosas, a buscar soluciones más versátiles que nos permitan hacer más cosas con menos recursos, para así intentar ser mucho más profesionales, mucho más eficientes«, señaló.

«Aquí creo que los fabricantes tenemos una gran responsabilidad, porque debemos desarrollar soluciones que ayuden a los agentes del canal horeca a tener menos mermas o a ahorrar un tiempo, que también es u recurso fundamental. Si tengo menos mesas porque me han reducido el aforo cuanto menos tiempo tarde en atenderlas más rotación tendrán. Por otra parte, si mejoro mi propuesta de valor, incrementando mi surtido o servicio, quizá el cliente que hasta ahora gastaba cinco empiece a gastar siete. Tendremos que ser mucho más exigentes con nosotros mismos y con los demás, porque deberemos colaborar mucho más entre las distintas partes de la cadena de valor», insistió haciendo hincapié en la competencia que la hostelería puede sufrir del canal ‘retail’. «La competencia es ya global. Si un bar o cafetería no está a la altura del consumidor esté puede buscar alternativas más ajustadas a su gusto en los canales de ventas minoristas», advirtió.

Texto: Iratxe Bernal. El correo