TENDENCIAS: Así serán los consumidores Post-COVID

2020-06-26T08:29:51+00:00junio 23rd, 2020|Categories: Información estratégica, Inspiración|Tags: , |0 Comments

¿Cuales son los nuevos desafíos en tiempos de incertidumbre? ¿Cuáles son los efectos de la pandemia en las tendencias de consumo alimentario? ¿Qué hemos visto en el mercado? ¿Qué oportunidades se presentan?

Te presentamos las tendencias e ideas para una nueva cadena de valor de la alimentación. Descarga el PDF pinchando sobre la imagen

Si algo queda claro en la crisis sanitaria que estamos viviendo es que nos ha cogido a todos por sorpresa, estando unos países más preparados para la lucha que otros. Varios expertos ya vaticinaron que las futuras catástrofes mundiales no vendrían ocasionadas por guerras sino por unos minúsculos virus asesinos y no se les prestó la debida atención. Y la ciencia, desgraciadamente, no se ha puesto en valor hasta que ha surgido la necesidad imperiosa de desarrollar la tan ansiada vacuna.

Durante estos meses de confinamiento y desescalada hemos visto como algunos sectores han salido más perjudicados que otros y como muchas empresas han tenido que bajar la persiana o reinventarse a pasos agigantados. Los y las consumidoras hemos cambiado nuestros hábitos de compra y consumo, pudiendo algunos de ellos quedarse para siempre. La compra online, los kits de comida a domicilio, la apuesta por lo local, el mayor cuidado de nuestra salud y bienestar… son algunas de las tendencias observadas. Sin duda la clave en la nueva normalidad es la transformación digital.

La pérdida de poder adquisitivo de muchísimas familias también está originando que las y los consumidores estén reduciendo su gasto, controlando más los precios y comprando más marca blanca. Aunque eso no quita para que de forma ocasional estemos comprando productos de capricho para su disfrute en el hogar.

La lucha frente al cambio climático ha quedado relegada a un segundo lugar y el plástico, demonizado hace unos pocos meses, pasa a ser ahora un artículo imprescindible para sectores como el horeca o la sanidad.

Un 30% de los españoles entre 16-24 años están preocupados por el uso de productos no eco-responsables durante la crisis sanitaria (Mintel).

 La ciudadanía aspira volver a la normalidad y no desea que le recordemos continuamente lo mal que está la cosa. El tiempo de los mensajes emocionales pasó. Hay que pasar página; ser más creativos que nunca, ofrecer novedades para nuevas necesidades, atención personalizada y experiencias que satisfagan a la clientela.

Debemos afrontar esta etapa con optimismo moderado, pero sin ser sorprendidos de nuevo. Una frase, atribuida a Federico el Grande, rey de Prusia sirve perfectamente para ilustrar la situación: Se puede perdonar ser derrotado, pero nunca ser sorprendido”.

Más allá de prepararnos para una posible recaída deberíamos analizar nuestro entorno y las señales tempranas de alerta y preguntarnos ¿Esta vivencia nos sirve de lección para prepararnos ante otras grandes crisis que puedan venir en el futuro con repercusión directa en la cadena agroalimentaria?

La comida es esencial para la vida. Si bien los alimentos no son ni la fuente ni la vía de transmisión de la COVID-19, esta pandemia es un recordatorio doloroso de los peligros que entrañan los patógenos y de la importancia de seguir cuidando como hasta ahora o más de las buenas prácticas en materia de higiene de los alimentos.

1 de cada 5 europeos afirma que la seguridad alimentaria constituye su principal preocupación a la hora de elegir los alimentos (Eurobarómetro UE, 2019).

Tal y como señala  la EFSA debemos adoptar el enfoque de «Una sola salud» para garantizar la salud pública nuestro bienestar socioeconómico, partiendo de que la salud de las personas está interrelacionada estrechamente con la salud de los animales y el medio ambiente.