Para el diseño de nuevas tecnologías y la búsqueda de soluciones para reducir la pesca incidental

Los investigadores de AZTI trabajan en:

  • Recoger el conocimiento empírico del pescador sobre:
    • El comportamiento del recurso pesquero (distribución espacial, dinámica y etología).
    • El medioambiente (abiótico y biótico)en relación al recurso pesquero.
    • El funcionamiento de las artes y tecnologías de pesca.
    • La estrategia y tácticas de pesca.
  • Estudios científicos complementarios al conocimiento empírico del pescador:
    • Marcado y seguimiento acústico de las especies para conocer su comportamiento.
    • Información satelitaria medioambiental.
    • Monitorización de la red mediante sensores acústicos, cámaras y simulación mediante ordenador.
    • Prueba de prototipos de artes de pesca y tecnologías más selectivas.
  • Talleres de capacitación y certificación en prácticas de manejo sostenible del recurso para pescadores:
    • Liberación de especies sensibles (ej. Tiburones y tortugas).
    • Intercambio y discusión de conocimiento científico en relación al estado del recurso.
    • Potenciales medidas de mitigación de las capturas no objetivo.
    • Avances en tecnología pesquera para la reducción de la pesca incidental.
  • Talleres entre grupos mixtos de interés en la pesquería (armadores, ONGs, científicos, pescadores, etc..), para trabajar hacia la gestión sostenible de la pesquería.

Integrar la información de los pescadores en el análisis de la pesquería conlleva una mejor evaluación y manejo de las poblaciones comerciales.

Beneficios

Para el sector pesquero:

  • Reducción de pesca incidental, no deseada por su poco valor económico y que genera prohibiciones y regulaciones.
    Certificación de sus pescadores en prácticas de pesca sostenible (para programas como Sistema Proactivo de Buques, eco-etiquetado, etc) (corto-medio plazo).
  • Verificación científica de la aplicación de buenas prácticas y reducción impacto ambiental (ej. el escaso impacto de plantados sobre poblaciones de tortugas).
  • Mejora la imagen pública del sector pesquero frente a instituciones, ONGs, consumidores, mercado (medio-largo plazo).
  • Mejorar la sostenibilidad del recurso pesquero (largo plazo).

Para los científicos:

  • Mejorar el conocimiento sobre el recurso pesquero (comportamiento, estado, etc.) (corto-medio plazo).
  • Mejorar el conocimiento sobre el arte, estrategia y tácticas de pesca (corto plazo).
  • Mejorar la comunicación con el sector pesquero (corto-medio plazo).
  • Conocer el estado del recurso en el pasado (cuando no existía recogida de datos) (corto-medio plazo).
  • Reducir el grado de incertidumbre sobre el estado real del recurso del atún y su ecosistema (corto-medio plazo).
  • Reducir el número de hipótesis científicas a probar en la mar, y consecuentemente los recursos económicos necesarios para ello (corto plazo).
  • Identificar áreas de investigación de interés para científicos y pescadores (corto plazo).
  • Una mayor aceptación y comprensión por parte del sector pesquero de las medidas de regulación (largo plazo).

Para la sociedad:

  • Garantizar al mercado y consumidores que el producto proviene de una pesquería selectiva (corto-medio plazo).
  • Mejorar la sostenibilidad de los recursos pesqueros (largo plazo).

Sectores de aplicación

  • Sector pesquero.
  • Comisiones de pesca.
  • Administraciones públicas y organismos oficiales.
  • Todo aquel que tenga interés en la sostenibilidad de las pesquerías: ONGs, empresas conserveras, mercados, comunidad científica, etc.

Experiencia

  • Años de estrecha colaboración con el sector pesquero (flotas artesanales, bajura y altura) trabajando con el conocimiento empírico de los pescadores desde el 2003.
  • Equipo de trabajo multidisciplinar, especializado en tecnología pesquera, eco-etología de las especies de interés y en gestión pesquera, que ha trabajado con el sector pesquero desde la extracción hasta la gestión pesquera.
  • Miembros de comités de expertos en gestión de pesquerías y mitigación de los efectos adversos de las pesquerías.

Implantación

Los tiempos varían mucho en función del estudio a realizar, que supone la realización de entrevistas o talleres con pescadores expertos en el área de conocimiento que se quiera trabajar y, si fuera necesario, recogida de información científica sobre el mismo área de conocimiento. Posteriormente se realiza un informe con los resultados y se comunican los mismos tanto al sector pesquero como al científico, si fuera el caso.


Casos de éxito

  • Proyectos UE FADIO y MADE: Empleo del conocimiento empírico de los pescadores para reducir el número de hipótesis a testar en el mar y para identificar nuevas áreas de investigación (Moreno et al.2007).
  • Proyecto FEP SELECTUN: Uso del conocimiento empírico para el diseño experimental de las campañas científicas.
  • Proyecto ECOFAD: Uso del conocimiento empírico en diseño de DCPs para probar plantados no enmallantes.
  • Proyecto UE GAP2: Uso del conocimiento empírico para conocer el esfuerzo pesquero (Lopez et al. 2013, submitted) y tácticas de pesca. Trabajo sobre la gestión sostenible junto con la participación del sector pesquero.
  • Proyecto ISSF: Talleres con patrones de la flota de túnidos tropicales a nivel mundial para mitigar la captura de especies no objetivo.