La nueva Política Pesquera Común plantea la eliminación total del descarte* de las especies sujetas a límites de captura o cuotas. Las fracciones de pescado hasta hora descartadas, deberán ser transportadas a tierra. Esta gestión puede suponer un serio contratiempo para determinadas flotas de pesca, pudiendo reducir el número de días de mar o incluso dejar el barco paralizado en puerto por haber consumido la cuota de determinadas especies.

Mejora de la selectividad de las artes de pesca

En el área de Tecnología Pesquera y Marina de AZTI-Tecnalia se lleva trabajando en la mejora de la selectividad de las artes de pesca desde hace varios años. En este sentido, se ha analizado el sistema de selectividad de pesca de la red de arrastre de fondo, obligatorio según la nueva normativa europea, que está formado por un copo (de 70 mm de luz de malla) y un panel de malla cuadrada (de 100 mm de 2 metros de largo y 1 de ancho) colocado justo delante del copo.

En las pruebas de mar realizadas se ha visto que especies como la merluza presentan un comportamiento pasivo frente al dispositivo, con tan solo un escape de un 4%, en su mayoría ejemplares juveniles. Por el contrario, otras especies no objetivo para esta pesquería escapan a través del panel de malla cuadrada en porcentajes que van del 62% para la anchoa, al 19% para el chicharro o el 35% en el lirio.

Configuraciones alternativas del dispositivo de selección

De los resultados obtenidos tras el análisis de las filmaciones realizadas dentro de la red de arrastre del comportamiento de los peces se desprende que una posición más retrasada del panel de malla cuadrada favorecería además de un escape activo de los peces, también un mayor escape pasivo por mera concentración del pescado en la parte terminal de la red. Los técnicos de AZTI-Tecnalia trabajan en configuraciones alternativas del dispositivo selectivo en el arte de pesca para favorecer el escape de las especies no deseadas sin provocar un escape significativo de las especies objetivo.

* El descarte es la fracción de la captura no deseada de pescado, bien porque carece de valor comercial o porque presenta un deterioro que no permite su comercialización.