En un escenario de encarecimiento del precio del combustible de los buques de pesca (cuyo coste anual puede llegar a representar en torno al 30-40 % del total de los costes de un buque pesquero), de TACs (totales admisibles de capturas) cada vez más restrictivos, así como de incertidumbre del precio del pescado en primera venta, el sector pesquero afronta retos de gran calado para asegurar su sostenibilidad.

Garantizar la supervivencia del sector

Las herramientas para el control y gestión del consumo de combustible; las auditorías energéticas; el uso de combustibles alternativos; los aditivos y equipos reductores de consumo; la eficiencia propulsiva de la hélice y el empleo de energías renovables a bordo son algunos de los proyectos de investigación realizados en los últimos años en el área de Tecnología Pesquera y Marina de AZTI-Tecnalia, los cuales permiten a los buques pesqueros adoptar medidas que contribuyen a conseguir un ahorro energético, económico y ambiental.

Por otra parte, es previsible que las nuevas políticas de emisiones de gases de efecto invernadero exijan el control y reducción de las emisiones de CO2 en un futuro muy próximo. En este contexto, ser proactivos en estrategias de eficiencia energética será igualmente fundamental para mejorar la sostenibilidad ambiental del sector pesquero extractivo.

Mediciones precisas y fiabilidad de resultados

Existen diversas opciones de ahorro energético que van desde medidas operacionales como reducir la velocidad de navegación u optimizar rutas de navegación en función de criterios varios, hasta cambios estructurales como el uso de bulbos, cambio de la hélice por una más eficiente, uso de variadores de frecuencia, etc.

La obtención de datos precisos sobre la operativa de los buques de pesca es esencial para poder evaluar cualquier actuación que mejore la eficiencia energética a bordo del buque.

Mediante el empleo de equipos adecuados, en AZTI-Tecnalia se llevan a cabo medidas de gran precisión tanto en bancos de ensayo, bajo condiciones controladas, como a bordo de los propios buques pesqueros, en condiciones reales de operación.
Los resultados obtenidos en los diferentes estudios llevados a cabo por el equipo técnico de eficiencia energética han permitido tomar decisiones acertadas a patrones y armadores a la hora de llevar a cabo actuaciones de mejora en buques de pesca en operación, llegando en alguno de los casos especialmente exitoso a conseguir hasta un 25 % de ahorro en el gasto de combustible anual.