Para lograr una actividad pesquera sostenible y una flota económicamente competitiva

AZTI-Tecnalia ha desarrollado diversos métodos de evaluación del estado ecológico y ambiental del medio marino. Entre ellos destacan las herramientas AMBI y M-AMBI (multivariate-AMBI) para la determinación del estado de los macroinvertebrados de fondos blandos.

Mediante la aplicación de este software (descargable en http://ambi.azti.es y que incluye una lista de más de 7.000 especies utilizables en todo el mundo) es posible evaluar el impacto ambiental producido por diferentes actividades humanas en el medio marino, que incluyen: vertidos, dragados, obras públicas, acuicultura, etc., y la recuperación del medio marino tras el cese de estas actividades. Del mismo modo, permite predecir los impactos que una actividad nueva puede generar, proponiendo las medidas adecuadas para minimizar los impactos.

La herramienta se ha utilizado para, entre otros:

  • Establecer el estado ecológico del medio marino en la Directiva Marco del Agua (DMA), el estado ambiental e integridad de los fondos en la Directiva de la Estrategia Marina Europea (DEME), y, en general, los impactos en el bentos.
  • Ayudar en la sostenibilidad del medio marino, en función de las decisiones de gestión que se determinen.

La herramienta AMBI permite evaluar o predecir el impacto ambiental que diferentes actividades humanas hayan producido o puedan producir, proponiendo las medidas adecuadas para minimizar los impactos.

Sectores de aplicación

  • Administraciones públicas y agencias de medio ambiente.
  • Empresas de energías marinas, de minería, acuicultura, químicas, petrolíferas.

Beneficios

  • Conocer y predecir la distribución de los impactos que puede producir su empresa, minimizándolos antes de que se produzcan mediante: selección de ubicación más adecuada, tamaño, etc.
  • Determinar la capacidad de carga de un lugar (ej. para acuicultura) para evitar que se produzcan impactos
  • Cumplir con la legislación vigente que obliga a la determinación del estado ecológico
  • Cumplir con las recomendaciones para la gestión de los dragados en puertos.

Las herramientas AMBI yM-AMBI se utilizan en numerosos lugares del mundo, incluyendo todos los continentes.

Una herramienta inspiradora

  • Tras haber reiniciado, a partir del año 2000, un uso masivo de herramientas de evaluación del estado, AMBI (AZTI’s Marine Biotic Index) ha servido de inspiración a otros índices.

Soluciones probadas

  • Uso oficial de AMBI, en la DMA, por los gobiernos de Portugal, España, Francia, Irlanda, Reino Unido, Alemania, Italia, Eslovenia, Rumanía, Bulgaria, Dinamarca, Noruega.
  • Uso oficial de M-AMBI, en la DMA, por los gobiernos de España, Francia, Alemania, Italia, Eslovenia, Rumanía, Bulgaria.
  • Recomendación de uso a nivel mundial en el seguimiento de los impactos de la acuicultura, por parte de World Wildlife Foundation (WWF).
  • Estudio por parte del gobierno de Chile para su uso oficial en el seguimiento de los impactos de la acuicultura.
  • Estudio por la Agencia de Medio Ambiente (EPA) de Estados Unidos para su uso en la evaluación de estuarios y costas, en todo el país.
  • Alrededor de 450 citas científicas de AMBI y casi 200 de M-AMBI.
  • Uso en ambas herramientas en numerosos lugares del mundo, incluyendo todos los continentes.