JUAN BALD. Experto en gestión ambiental de mares y costas. AZTI

El desarrollo de las energías marinas (olas, corrientes y viento) en España y el País Vasco es una actividad económica prometedora, sin embargo, es fundamental no olvidar que el desarrollo viable de aprovechamientos energéticos del mar, además de resolver las dificultades técnicas y económicas propias de su desarrollo, debe dar solución a los potenciales impactos ambientales que la instalación, funcionamiento y desmantelamiento de las estructuras asociadas puede dar lugar desde las etapas más preliminares del proyecto y la realización de una planificación espacial marina para la selección de las zonas más adecuadas para el desarrollo de las energías marinas.


Debido a su incienergia2piente estado de desarrollo y la ausencia de datos asociados a una vigilancia ambiental de proyectos concretos, existen grandes incertidumbres en relación con el posible impacto ambiental de las tecnologías para el aprovechamiento energético en el mar. Por otro lado, como cualquier otra nueva actividad que se lleva a cabo en el mar, se hace necesario llevar a cabo una planificación espacial marina que lleve a cabo la selección de los mejores emplazamientos evitando la afección a zonas con alto valor ambiental, la colisión o competencia con otros usuarios del mar y seleccionando aquellos emplazamientos con alta disponibilidad de recurso energético (olas, corrientes o viento).

Desde AZTI llevamos más de una década realizando estudios relacionados con el potencial impacto ambiental de las energías marinas, estudios de oceanografía operacional que han permitido evaluar la disponibilidad del recurso de las olas y la selección de emplazamientos adecuados mediante el ejercicio de la planificación espacial marina que han permitido el desarrollo de infraestructuras singulares en el País Vasco tales como el Biscay Marine Energy Platform (BiMEP) promovido por el Ente Vasco de la Energía (EVE).

energia3